Boston: sospechoso de atentado podría no volver a hablar | ACTUALIDAD | DW | 21.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Boston: sospechoso de atentado podría no volver a hablar

Dzhokhar Tsarnaev está grave, tiene una herida en la garganta y las autoridades temen no poder interrogarlo. “Tenemos un millón de preguntas”, dijo gobernador.

Tiene una herida en el cuello, está intubado y sedado en el hospital Beth Israel Deaconess de Boston y existe una posibilidad de que nunca recupere el habla. La condición médica de Dzhokhar Tsarnaev, el más joven de los dos presuntos autores del atentado en el maratón de Boston, tiene complicadas a las autoridades.

"Esperamos que el sospechoso sobreviva, ya que tenemos un millón de preguntas que deben ser contestadas", afirmó el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, quien describió el estado del joven de 19 años como "serio, pero estable". Tsarnaev se entregó el sábado (20.04.2013) tras horas de persecución y luego de que su hermano Tamerlan, de 26 años, muriera durante la huida protagonizada por ambos.

El memorial a las víctimas, en Boston.

El memorial a las víctimas, en Boston.

El muchacho, que era buscado en una verdadera cacería por cientos de policías, estaba oculto en un bote, donde fue descubierto por un vecino que vio un rastro de sangre y alertó a las fuerzas de seguridad. Con cámaras infrarrojas desplegadas en helicópteros, éstas lo identificaron y monitorearon antes de actuar en su contra.

Dicen que hubo intento de suicidio

Tras una negociación de 20 minutos, Dzhokhar aceptó entregarse. Se desconoce cuál es el origen de sus heridas, aunque fuentes citadas por la cadena CBS aseguran que la herida de la garganta respondería a un intento de suicidio. La entrada y la salida de la bala indican que Dzhokhar se habría colocado la pistola en la boca. La bala salió por la nuca, según estas mismas fuentes.

El alcalde de Boston, Tom Menino, dijo que debido a esa herida era probable que las autoridades no podrán interrogar al sospechoso. Mientras, el senador Dan Coats, miembro del comité de Inteligencia, dijo que es dudoso que Tsarnaev vuelva a hablar. "No significa que no pueda comunicarse, pero ahora mismo creo que está en un estado en el que no podemos conseguir ninguna información de él", agregó el senador republicano.

Se desplegó una verdadera cacería sobre la pista del sospechoso.

Se desplegó una verdadera cacería sobre la pista del sospechoso.



Fue a clases como si nada

Las autoridades estadounidenses sospechan que los Tsarnaev son los autores de los atentados con bombas que el lunes (15.04.2013) acabaron con la vida de tres personas e hirieron a más de 170 en la línea de meta del maratón de Boston. El jefe de policía de Watertown, Edward Deveneau, se mostró convencido de que ambos actuaron solos.

Tsarnaev era alumno en la Universidad de Massachusetts Dartmouth, y sus compañeros aseguraron al diario The Boston Globe que siguió asistiendo a clases tras el ataque, como si nada hubiera ocurrido. Incluso entrenó en el gimnasio y fue a una fiesta a la noche, indicaron sus compañeros. "Estaba totalmente entusiasmado", dijo una de ellas.

La explosión dejó tres muertos.

La explosión dejó tres muertos.

Por su parte, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), una organización de abogados estadounidense, protestó este domingo (21.04.2013) por la decisión del Departamento de Justicia de interrogar al joven sin leerle sus derechos o sin representación legal, pese a que los derechos que contempla el "Acta Miranda" tienen que ser aplicados a todo acusado en Estados Unidos.

Padre quiere enterrar a su hijo

En Rusia, en tanto, el padre de los hermanos Tsarnaev dijo que quiere enterrar en Daguestán a su hijo Tamerlan. "Por supuesto que me gustaría recoger a mi hijo, si se entrega su cadáver, y enterrarlo aquí", dijo Ansor Tsarnaev desde la capital de Daguestán, Majachkalá, donde reside actualmente, según la agencia rusa Ria Novosti.

Sin embargo, el padre de los supuestos atacantes no tiene el dinero necesario para trasladar el cadáver de su hijo a la república rusa del Cáucaso Norte. Tampoco tiene medios para viajar a Estados Unidos o pagar a un abogado, agregó. "Y por desgracia ni amigos ni familiares pueden prestarnos ayuda económica", explicó.

DZC (Reuters, dpa, Europa Press)

DW recomienda