1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Bonos soberanos argentinos caen tras decisión de Griesa sobre Citigroup

El juez estadounidense Thomas Griesa rechazó un pedido del banco Citigroup para procesar el pago de intereses de bonos argentinos en dólares emitidos bajo las leyes del país sudamericano.

Los bonos soberanos locales pasaron a terreno negativo tras la noticia.

Los bonos soberanos locales pasaron a terreno negativo tras la noticia.

El juez estadounidense Thomas Griesa, que lleva el caso entre Argentina y los fondos especulativos, rechazó la moción en la que Citibank pedía ser eximido de la cláusula de pago simultáneo para poder realizar un desembolso a los tenedores de bonos argentinos reestructurados, considerando que hacerlo violaría una provisión de igualdad de trato frente a otros acreedores. Los bonos soberanos locales pasaron a terreno negativo tras la noticia.

DW recomienda

Tras dos audiencias judiciales realizadas el 26 de septiembre de 2014 y el 3 de marzo de este año, así como una vista anterior en la Corte de Apelaciones, Griesa publicó una orden en la que rebatió los argumentos de Citibank Argentina que pretendían demostrar que no debía acogerse a la cláusula denominada "pari passu". Esta cláusula, incluida en la orden de Griesa del 23 de febrero de 2012, estableció que los demandantes, tenedores de bonos de deuda en mora desde 2001, tenían que cobrar antes o al mismo tiempo que los bonistas de deuda argentina emitida en el extranjero que sí aceptaron las reestructuraciones realizadas por el Gobierno del país sudamericano en 2005 y 2010.

Argumentos y contra argumentos

La defensa de Citibank había alegado que debía estar fuera por tres razones: que esos bonos no eran de deuda extranjera, sino de deuda interna en moneda extranjera (dólares en este caso); que su papel era el de mero "custodio" y no participante en la cadena de pago, y que cumplir la orden de Griesa le obligaba a incluir las leyes argentinas. Sin embargo, hoy la orden del magistrado derribó los tres argumentos.

Respecto al primero, argumentó que la cláusula "pari passu" "no habla en términos de deuda externa sino que prohíbe a los participantes en la cadena de pago colaborar con la República Argentina a realizar los pagos de deuda reestructurada".

Sobre si Citibank es un "participante" más que un mero "custodio" de la cadena de pago, la orden explica que "participantes" son "personas o entidades que actúan de manera concertada o participan activamente con la República para ayudarle para que el pago a bonos de deuda reestructurada se hagan efectivos". Según esta definición, Citibank Argentina computaría como participante, pues es el último escalón antes de que los bonistas de deuda tengan acceso al pago de intereses que el país suramericano realizó el pasado 26 de junio de 2014 y que Griesa bloqueó causando el "cese de pagos selectivo" declarado el 30 de julio de ese mismo año.

Y respecto al incumplimiento de la ley argentina por parte de Citibank Argentina (que llegó a ser amenazado con perder su licencia en el país suramericano), Griesa ha desestimado el argumento por considerar que, al ponerse como garantía del cobro de bonos a un agente de pago neoyorquino (el Bank of New York Mellon), debe primar la legislación estadounidense sobre la argentina en este caso.

¿Negociar una solución a esta disputa?

"El tribunal ha urgido durante mucho tiempo a la República Argentina a participar en negociaciones para resolver este caso y ha citado a un mediador para facilitar ese proceso (el abogado Daniel Pollack). Esta corte urge, una vez más, a que quede en disposición de los servicios del mediador", concluye la orden. Tras la publicación de esta orden, el fondo NML Capital, que lidera la demanda junto a Aurelius Capital, emitió un comunicado en el que aseguraba que esta orden "deja claro que cualquier tercera parte que intente ayudar a Argentina en la cadena de pago incurre en la violación de la cláusula judicial". Así las cosas, "Argentina debería interrumpir su desafío al tribunal y negociar una solución a esta disputa", añaden.

A los acreedores que no participaron en los canjes de bonos tras una masiva cesación de pagos en 2001-2002, el Gobierno argentino y sus simpatizantes les llaman buitres.

A los acreedores que no participaron en los canjes de bonos tras una masiva cesación de pagos en 2001-2002, el Gobierno argentino y sus simpatizantes les llaman "buitres".

Griesa falló el año pasado que Argentina no puede cumplir con los pagos de su deuda reestructurada hasta tanto no honre sus obligaciones con acreedores que no participaron en los canjes de bonos tras una masiva cesación de pagos en 2001-2002. El más reciente fallo, una derrota para Argentina, mantiene una decisión del 28 de julio que bloqueó a Citigroup para hacer pagos.

RML (efe, reuters)