“Bombas corporales”, un nuevo modo de terrorismo | Política | DW | 11.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

“Bombas corporales”, un nuevo modo de terrorismo

El Gobierno de EE.UU. alerta a empresas aéreas acerca de las “bombas corporales”. Con métodos conocidos en el narcotráfico, y otros más, terroristas pueden implantar explosivos en su cuerpo y atacar aeronaves.

default

Los escáneres corporales, incapaces de detectar implantes explosivos. (Archivo)

Ha habido muchos intentos de ingresar explosivos a la cabina o el espacio de equipaje de aeronaves comerciales. Hay quienes han buscado esconder bombas en cartuchos de tinta para impresoras, u ocultarlas en la ropa interior. Casi todas las formas posibles han sido utilizadas. Todo esto se desprende de diversos informes que han recibido agencias de seguridad estadounidenses, y que se han hecho llegar a la prensa.

Ahora, los terroristas han encontrado que el cuerpo humano puede ser un escondite propicio. Los servicios secretos de EE.UU. han detectado que en Internet hay discusiones entre individuos sospechosos de terrorismo, acerca de cómo se puede colocar explosivos bajo la piel o en los órganos de los perpetradores. Incluso se mencionan acercamientos con doctores que serían responsables de implantar los explosivos.

Körperscanner

Los pasajeros rechazarían someterse a mayores niveles de radiación. (Archivo)

¿"Mulas" del terrorismo?

Se conoce como “bomba corporal” o “bomba humana” al intento de usar al cuerpo humano como vehículo para llevar explosivos directamente al destino del atentado.

Joachim Hagen, experto de la cadena de emisoras públicas alemanas (ARD) en temas relacionados con el terrorismo, afirma que los terroristas intentan ahora tragarse sustancias explosivas envueltas en condones (de la misma manera como lo hacen personas que intentan transportar droga de un país a otro).

Pero ahora también se busca introducir explosivos en el cuerpo por la vía de supositorios, o implantarlos mediante métodos quirúrgicos. Se dice que el autor de esta idea fue Ibrahim Hassan al-Assiri, terrorista de nacionalidad saudí buscado internacionalmente.

Nicholas Kimball, portavoz de la autoridad encargada de la seguridad aérea en Los Angeles, afirma que no es posible detectar explosivos bajo la piel, por lo menos con la tecnología utilizada actualmente. Especialistas israelíes concuerdan. “Hemos agotado los medios tecnológicos, sin poder detectar de manera infalible cuando una persona lleva explosivos en el cuerpo”, aseguró el exjefe de seguridad aérea de Israel a la emisora CNN.

¿Y qué hay de los famosos escáneres corporales, que tanta discusión han causado en Europa? “Tampoco sirven, pues su irradiación alcanza para revisar bajo la ropa, pero no bajo la piel”, dice Hagen. “Con rayos X sería posible, pero eso implica un nivel de radiación relativamente alto. Los pasajeros no lo aceptarían.”

Otros métodos resultarían más engorrosos. Se podría frotar la piel de sospechosos con algodoncillos que luego serían sometidos a pruebas para detectar hasta las más pequeñas partículas de sustancias explosivas.

Nacktscanner

Porel momento no hay alarma especial debido a las "bombas corporales". (Archivo)

Reacción mesurada

Ante todo este panorama, las autoridades en Alemania y otros países reaccionan con calma. “La noción de que los terroristas buscan nuevas formas para burlar los controles de seguridad no sorprende en lo absoluto”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

En Alemania, el ministerio del Interior señaló a Deutsche Welle que “los recientes informes sobre intentos por hallar nuevas formas de ataque terrorista no han causado modificación alguna en nuestra evaluación general de la situación.” Las medidas de seguridad aérea se encuentran desde hace años en un nivel “muy alto”, indicó la dependencia en Berlín.

Autor: Marco Müller/el

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda