1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bomba en norte España deja 10 heridos, culpan a ETA

Diez personas resultaron levemente heridas el domingo tras el estallido de un coche bomba en la localidad de Ondarroa, en el norte de España, en un asalto por el que las autoridades del país vasco culparon al grupo separatista ETA.

El consejero vasco del Interior Javier Balza sostuvo que el asalto fue obra de ETA y agregó que la banda buscaba provocar una masacre.

"No cabe duda que la voluntad era causar el mayor número de muertos posible", declaró Balza a periodistas en el lugar de la explosión.

Los presuntos miembros de ETA lanzaron bombas molotov antes de hacer detonar el vehículo para atraer la atención de los efectivos y acercarlos al coche bomba, indicó a Reuters un portavoz de la policía local en Bilbao.

El automóvil, cargado con 100 kilos de explosivos en el maletero, fue colocado con su parte trasera enfocada hacia una comisaría de la localidad para aumentar la acción de la bomba, según dijo el gobierno vasco.

Ninguno de los 10 heridos se encontraba en estado grave, aunque la explosión dañó seriamente los edificios cercanos.

Al contrario de lo habitual, el coche bomba de la localidad de Ondarroa no fue alertado por ETA, que sí avisó de un atentado inminente en la zona de Vitoria, apenas unas horas antes.

La policía acordonó la zona en Vitoria antes de la explosión de otro coche bomba, colocado junto a la sede de la Caja Vital en la capital vasca. No se registraron heridos, pero sí daños materiales.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, condenó ambos atentados y expresó "su repulsa y desprecio a quienes practican la violencia", reiterando que el Estado democrático no retrocedería "ni un milímetro".