1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Bolt se despide del atletismo con una trágica carrera

El más grande corredor de la historia se lesionó durante la final de los 4x100. La competencia la ganó Gran Bretaña, que fue secundada por Estados Unidos.

Decepción. Así podría resumirse la sensación generalizada en el Mundial de Atletismo que se disputa en Londres, donde los ojos estaban puestos la noche de este sábado (12.08.2017) en la carrera de 4x100 que marcaba la última aparición de Usain Bolt como profesional. Sin embargo, todo terminó mal para la leyenda jamaicana, que llegó a la meta a duras penas, con visibles muestras de dolor.

En el tercer tramo de la posta, Bolt corrió apenas unos metros antes de comenzar a cojear visiblemente y terminar en el piso, con evidentes muestras de dolor. Con mucha dificultad consiguió ponerse de pie y llegar simbólicamente a la meta, rompiendo el sueño de repetir el oro de Jamaica en esta disciplina, donde los caribeños habían impuesto una irrefutable supremacía sobre el cuarteto de Estados Unidos.

De todas formas, Gran Bretaña ocupó el lugar de Jamaica en esto de vencer a los estadounidenses. Chijindu Ujah, Adam Gemili, Danny Talbot y Nethaneel Mitchell-Blake obtuvieron el primer puesto con 37,47 segundos, el mejor registro mundial en lo que va del año. Los estadounidenses, con figuras como Justin Gatlin y Christian Coleman entre sus corredores, marcaron 37,52 segundos. Japón se quedó con el tercer lugar, con 38,03 segundos.

No hubo final feliz

Tras caer, Bolt –once veces campeón del mundo y ocho olímpico–permaneció durante dos minutos en el piso, ocultando su cara con las manos, antes de incorporarse. El atleta más grande de todos los tiempos se acercó lentamente a la meta acompañado por sus tres compañeros de relevos en la escena más dramática de los campeonatos del mundo. Ya antes había sufrido una decepción cuando llegó tercero en los 100 metros planos, el pasado 5 de agosto.

El mundo seguirá girando después de Bolt. Sin embargo, no cabe duda de que las pistas sentirán su ausencia. El rey de los deportes, sumido en una crisis desde hace lustros y con la imagen destrozada por el dopaje y la corrupción, se queda huérfano con la retirada del carismático hombre sobre cuyas espaldas ha gravitado el crédito del atletismo desde hace diez años.

"No quiero retirarme perdiendo", había advertido Bolt. Esta vez no ha podido cumplir su palabra.

DZC (Reuters, EFE)

DW recomienda