1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Bolivia recuperará dinero pagado a empresa española

Bolivia recuperará parte del dinero anticipado a la empresa española Corsán-Corviam para la construcción de una carretera en el norte del departamento de La Paz mediante la ejecución de una boleta de garantía por 33 millones de dólares, anunció el presidente boliviano, Evo Morales.

"El Estado en el tema de hidrocarburos y construcción de caminos no va a perder económicamente, pero sí perderemos tiempo. En el caso de la empresa española se ejecutará la boleta de garantía", dijo en conferencia de prensa este lunes (17.04.2017). La boleta fue suscrita por la empresa española con un banco de Bolivia como garantía por la obra caminera que se adjudicó hace dos años.

La presidenta de la estatal Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Noemí Villegas, alertó la semana pasada que la empresa Corsán-Corviam, filial del grupo Isolux Corsán, dejó de construir la carretera Ixiamas-San Buenaventura, de 113,5 kilómetros de extensión y con 21 puentes, una obra de 136,9 millones de dólares.

La compañía había recibido como anticipo unos 49 millones de dólares y para construir la carretera había subcontratado a unas 120 empresas bolivianas que se encargaban desde el catering para los trabajadores hasta la provisión de herramientas y maquinaria para el movimiento de tierras.

Además, la compañía española fue acusada de estafa por unas 120 empresas bolivianas a las que supuestamente adeuda unos 80 millones de bolivianos (11,4 millones de dólares) por la construcción de una carretera en el norte de La Paz. "Corsán-Corviam solo tenía una planta de asfalto. El resto de máquinas y herramientas eran de nuestras empresas", apuntó Eduardo Barra, representante de las compañías subcontratadas.

El senador por el departamento de Beni, Yerko Núñez, por otra parte, denunció el deterioro del tramo asfaltado Yucumo-Quiquibey, de 40 kilómetros, concluido hace cinco meses por la constructora española, que cobró 33 millones de dólares. El parlamentario presentó un video y fotografías del mal estado de la carretera que une Beni con La Paz, en el norte de Bolivia.

Corsán-Corviam también consiguió la adjudicación en octubre de 2014 de otro contrato para construir la planta hidroeléctrica Miguillas, en el departamento de La Paz. La obra, que está paralizada, tenía un costo de 397,9 millones de dólares para la generación de 200 megavatios (MW). Corsán-Corvian participó hace tres años en la construcción y asfaltado de uno de los tres tramos de la carretera La Paz-Oruro, de 230 kilómetros, en pleno altiplano del occidente de Bolivia. (dpa)