1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Bolivia rechaza "lista negra" de EEUU sobre narcotráfico

La Cancillería boliviana rechazó la "lista negra" de Estados Unidos sobre países productores de droga y de tránsito que incluye a Bolivia y otras naciones latinoamericanas.

"Lamentamos una vez más que el Gobierno de los Estados Unidos de América haya presentado un Informe unilateral sobre los supuestos principales países productores y de tránsito de drogas, desoyendo a la comunidad internacional", señala un comunicado de prensa de la cancillería boliviana.

También ratificó que Bolivia seguirá luchando contra el narcotráfico pero respetando los derechos humanos, el medio ambiente, y de manera coordinada con la comunidad internacional bajo el marco de la responsabilidad compartida.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indicó el lunes que Bolivia y otros países latinoamericanos fueron incluidos en la lista negra de los mayores productores de drogas y principales países de tránsito de estupefacientes.

22 países

Afganistán, Bahamas, Belice, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Myanmar, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela son los 22 países incluidos en la lista.

Obama destacó que los gobiernos de Bolivia, Myanmar y Venezuela "han fallado de manera manifiesta" durante el último año a la hora de cumplir sus obligaciones adquiridas en virtud de los acuerdos internacionales antinarcóticos.

Sin embargo el informe de Estados Unidos destaca que la producción de coca de Colombia, Perú y Bolivia se redujo a aproximadamente 133.700 hectáreas. La coca es insumo básico para elaborar cocaína con precursores químicos de Europa y Estados Unidos.

Koka Anbau in Bolivien Archiv 2006

Plantación de coca en Bolivia (archivo).

Sin la DEA

El presidente Evo Morales expulsó en 2008 de Bolivia a la agencia estadounidense antinarcóticos (DEA) y al entonces embajador de Estados Unidos en La Paz, Philip Goldberg, acusándolos de conspirar contra su Gobierno, algo que Washington siempre ha negado.

Desde entonces, el Ejecutivo boliviano ha destacado varias veces que ahora aplica sus propias políticas antidrogas sin injerencias y que ha logrado mejores resultados en la lucha contra el narcotráfico sin la presencia de la DEA.

ER (dpa,efe)

DW recomienda