Boko Haram toma pueblo de niñas secuestradas | El Mundo | DW | 14.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Boko Haram toma pueblo de niñas secuestradas

Los islamistas del grupo terrorista sunita tomaron la localidad de Chibok, en el noreste de Nigeria, donde secuestraron el pasado mes de abril a más de 200 escolares aún desaparecidas.

El caso de las escolares secuestradas generó consternación dentro y fuera de Nigeria.

El caso de las escolares secuestradas generó consternación dentro y fuera de Nigeria.

En la capital administrativa de Nigeria, Abuja, el líder local Sambido Hosea Bana afirmó ante los periodistas que los terroristas atacaron la localidad en la tarde de este jueves (13.11.2014). Abrieron fuego de forma arbitraria y “la mayoría de los vecinos huyó para salvar sus vidas", aseguró Hosea Bana, quien sospecha que los milicianos atacaron Chibok después de huir de la cercana Mubi, de donde fueron expulsados esta semana por cazadores y otros vecinos armados.

Chibok se encuentra a 80 kilómetros de Mubi, en el estado de Borno, en el noreste del país, que es - junto a los de Yobe y Adamawa - de la misma zona feudo y zona de acción de Boko Haram. Por el momento, se desconoce la cifra de víctimas mortales del asalto, informó el diario local "Sahara Reporters".

La milicia, que pretende instaurar un califato islámico y ha tomado en los últimos meses varias localidades del norte de Nigeria, el país más poblado del continente africano, perdió también esta semana la localidad de Maiha, en el estado de Adamawa, que fue recuperada por cazadores locales. Pero, según expertos en seguridad, Boko Haram controla 221.000 kilómetros cuadrados de la región.

Hace siete meses, miembros del grupo terrorista -cuyo nombre en lenguas locales significa "la educación no islámica es pecado"- secuestraron a 200 menores, en su mayoría cristianas, de una escuela en Chibok, en el estado de Borno. Posteriormente los terroristas señalaron que querían vender a las rehenes como esclavas. El caso generó consternación también a nivel internacional. Pero el Estado nigeriano parece impotente ante el terrorismo de los islamistas, que han perpetrado numerosos atentados en los últimos años, cobrándose la vida de miles de personas, a menudo estudiantes como las niñas secuestradas en Chibok.

RML (efe, dpa)

DW recomienda