Bob Dylan: los setenta años de un poeta | Música | DW | 21.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

Bob Dylan: los setenta años de un poeta

Le dio sentido y poesía al rock y marcó a la combativa generación de los sesenta. Leyenda, excéntrico, profeta, músico, poeta: Bob Dylan cumple setenta años.

default

Bob Dylan, Vietnam, abril 10 de 2011

“Bob Dylan representa para mí un asunto sumamente emocional”, afirmó Joschka Fischer, el ex ministro alemán de Relaciones Exteriores, en un artículo del semanario Spiegel acerca de la combativa generación de 1968, Fischer afirmó que fue este cantante de folk, quien lo impulsó a abandonar su formación de fotógrafo. “Yo quería ser libre, seguir mi propio camino hacia donde yo pensaba que estaba la libertad”, cuenta el político alemán, libre... como en “Like a Rolling Stone” la mejor canción de todos los tiempos según la revista especializada que lleva el mismo nombre.

Con la música y los textos de Bob Dylan “de pronto el rock tuvo algo que decir“, opina Tom Buhrow, moderador del noticiero estrella de la televisión alemana. A la influencia de Dylan en toda una generación le dedica un artículo –en honor a sus setenta años- en la edición de mayo de la revista Rolling Stone. Según Buhrow, fueron los textos de Dylan quienes le enseñaron a ver las cosas de manera más diferenciada y la música rock de los sesenta le debe a este descendiente de inmigrantes judíos su sello poético y político. “Un universo se abrió”, opina Buhrow que empezó a escuchar a Dylan cuando tenía 13 años.

Bob Dylan in Cordoba

Bob Dylan en Córdoba (Argentina), mayo 2008

Siempre en marcha

Dylan ha vendido en su larga carrera casi 110 millones de discos. Para cuando hizo su primera gira en 1963 como artista invitado por Joan Baez, Robert Allen Zimmerman hacía música folk y ya era conocido por su nombre artístico. A los 25 años era una estrella internacional.

Egocéntrico, profeta, estrella, cristiano, poeta, gurú, librepensador, rebelde, guía, excéntrico: su carrera artística, con altos y bajos, está marcada por una constante búsqueda de impulsos creativos, afirma Knut Wenzel, catedrático de Teología en entrevista concedida a la emisora alemana Deutschlandfunk. Su lírica, así Wenzel, pone de manifiesto que Dylan está “decidida y desorientadamente siempre en marcha”.

Y el largo sendero que ha recorrido ha tenido desconcertantes estaciones: uno de las más llamativas, el cristianismo. “Ahí descubre, en la música gospel, nuevo potencial de inspiración que hasta ese momento no había utilizado”, dice Wenzel de esa etapa de su creación artística que comenzó a finales de los setenta y se extendió una década.

Bob Dylan Grammy Awards 2011

Bob Dylan, Grammy Awards 2011

Obra madura

En 1997 salió Time Out of Mind , después de varios años de silencio: “ahora cantaba un hombre mayor, solitario, un hombre que había visto demasiado y miraba a los ojos a la muerte”, describe Michael Sontheimer en su artículo Die Erfindung der Bobmusik (La invención de la música Bob) en Spiegel online. Como fuere, para varios críticos éste ha sido el mejor de sus álbumes. “Dylan es para la música lo que Einstein para la física”, decía la revista Newsweek cuando en el 2008 le concedieron el premio Pulitzer.

Dylan, con quienes los Beatles fumaron por primera vez marihuana, sigue haciendo giras, ahora aparece de traje y sombrero. Más de 2300 conciertos ha dado y ha compuesto más de 500 canciones; acerca de su impacto en la cultura moderna se puede seguir cursos universitarios; muchos de sus textos son considerados obras de alto nivel. El propio Dylan –postulado ahora para el Nóbel por su poesía- ya lo decía hace ya más de 30 años: "Siempre me sentí en primera línea un poeta y en segunda línea un músico".

Autora: Mirra Banchón
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda