1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Blatter llama a “cerrar filas”

El presidente de la FIFA admitió hoy que el ente rector del fútbol mundial se ha convertido en una empresa que mueve mucho dinero, pero rechazó que tener responsabilidad sobre los recientes casos de corrupción.

"La FIFA se ha convertido en una empresa", dijo Blatter en su discurso ante los delegados de las 209 federaciones miembro en el Congreso del organismo en Zúrich, donde aspira a ser reelegido para un quinto mandato.

“Tiempos difíciles”

El dirigente el suizo, de 79 años, centró su alocución en el escándalo que sacudió a su organización el miércoles, cuando la policía suiza detuvo a siete altos dirigentes futbolísticos en Zúrich por su implicación en una investigación de la fiscalía de Estados Unidos en el que hay 14 personas acusadas de pagar y cobrar sobornos por los derechos de marketing y retransmisión de torneos internacionales.

DW recomienda

Blatter admitió que la organización está atravesando tiempos difíciles. "He hablando de dar un giro, debemos cerrar filas e ir hacia adelante", dijo al presentar el informe del mandato que concluye hoy. Aludiendo directamente a los casos de corrupción, explicó que modificó su informe para tener en cuenta estos últimos eventos. Sin embargo, reiteró lo que ya dijo anteriormente: "Acepto que el presidente de la FIFA es el responsable de todo. Quiero compartir esta responsabilidad con ustedes, o al menos con el Comité Ejecutivo, pero no podemos controlar permanentemente a todos los que están en el fútbol”.

“¿Quién va a controlar?”

"La FIFA ya no es un club que se rija según la ley suiza. La FIFA no es como un club de natación o de pesca. No, es una gran empresa", agregó, puntualizando: "El fútbol genera emociones, pero se ha convertido también en una gran actividad económica, en una industria. (…) Es inadmisible que la reputación del fútbol y la FIFA se vea arrastrada por el lodo, es algo que no podemos permitir, porque las personas responsables de estos actos son individuos, no es responsabilidad de la organización".

En este sentido, recalcó que "es imposible controlar en todo momento a todos los involucrados en el fútbol. Son más de 300 millones las personas activasen la gerencia del fútbol. Si a ellos sumamos a mujeres, familiares o amigos, 1.600 millones participan activamente en el fútbol". Según Blatter, "es imposible responsabilizarnos de todos. En un estadio hay límites, pero fuera no hay límites de espacio, no hay límites de tiempo y no hay árbitros. ¿Quién va a controlar?”

ER (dpa, efe, reuters)