1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

¿Biocombustibles a costa de hambre en América Latina?

La organización eclesiástica Misereor apela a europeos a considerar la seguridad alimentaria y la lucha contra la pobreza como prioridad de cara a la V Cumbre de la UE y América Latina y el Caribe.

default

Angela Merkel y Lula durante la IV Cumbre de la UE y América Latina, celebrada en el 2006 en Viena.

“Pedimos una relación bilateral justa y equitativa de Europa hacia Latinoamérica y el Caribe, pues la seguridad alimentaria y la pobreza conducen a disturbios que acaban afectando al resto del mundo, ante los cuales los europeos no pueden hacer oídos sordos”, afirma el director de Misereor, Josef Sayer, en conversación con DW-WORLD, con motivo de la V Cumbre de los países de la Unión Europea y de América Latina y el Caribe, a celebrarse en Lima, Perú, entre el 16 y 17 de mayo próximos.

La organización Misereor, la mayor ONG eclesiástica en el mundo, que destina una tercera parte de sus fondos anuales a proyectos de desarrollo en América Latina –unos 40 millones de euros-, critica la “doble cara” de los países industrializados. A Sayer le parece escandaloso que el FMI o el Banco Mundial se quejen de los disturbios provocados por el encarecimiento de los productos básicos, como se ha visto recientemente en Haiti, cuando esto es el resultado de políticas implementadas por ellos mismos. “En 1995, bajo presión del FMI los aranceles al arroz fueron reducidos de un 35 a un 3%. Entonces Haiti tenía autosuficiencia alimentaria, ahora el país más pobre de América Latina y el Caribe, depende de las importaciones”, advierte.

Bdt Unruhen in Haiti halten an

Hace un mes se produjeron violentos disturbios en Haiti como resultado de los aumentos de precios en consumos básicos.

Biocarburantes: navaja de dos filos

El director de Misereor, Josef Sayer, que vivió durante años como párroco en barrios marginales en Lima y apartadas regiones andinas, apela los europeos a tomar en cuenta los intereses de la población de los países latinoamericanos a la hora de pactar acuerdos. Critica, por ejemplo, que los europeos pretendan reducir las emisiones de Dióxido de Carbono (CO2) en un 10% hasta el 2020, utilizando biocarburantes provenientes de la soya y la caña de azúcar.

Esto ha tenido un impacto muy negativo en países como Brasil, en donde durante los últimos 15 años la producción de soya se ha duplicado y las tierras cultivables de caña de azúcar se han extendido en un 50%. Como resultado las áreas cultivables de productos como el frijol, que constituyen la base alimenticia de la población brasileña, se han reducido. Brasil, un país rico pero con enorme inequidad social, ha dado prioridad al cultivo de la soya y la caña de azúcar para abastecer la creciente demanda de biocombustibles enpaíses industrializados.

Dichter Atlantischer Regenwald auf der Ilha do Cardoso in San Paulo

La selva amazónica, uno de los pulmones del ecosismtema global.

Impacto ecológico

“Esto no contribuye al combate a la pobreza” advierte Sayer y añade: “además, la producción intensiva de caña de azúcar y soya se está comiendo lentamente la selva amazónica, el pulmón más importante del ecosistema mundial, lo que agudizará el calentamiento climático”, afirma.

Sayer no duda que el combate al calentamiento del clima sea uno de los platos fuertes durante el encuentro entre jefes de Estado y de Gobierno de ambos bloques geográficos. “La canciller alemana Angela Merkel forzó el tema del cambio climático en la Cumbre del G-8 (los países industrializados más Rusia), que tuvo lugar en el 2007 y creo que la Unión Europea debe tomar esto en serio, pero no a costa de la seguridad alimentaria de los países pobres ni de la selva amazónica”espeta.

El eclesiástico apela a los europeos a coadyuvar al fomento de la democracia en América Latina, contra la que atentan los populismos de derecha y de izquierda de Álvaro Uribe, en Colombia y a Hugo Chávez en Venezuela.

Aparecida do Norte

Miles de peregrinos acuden a la Basílica de Nuestra Señora Aparecida, patrona de todos los católicos en Brasil.

Derecho a la vida

Sayer afirma que la inequidad social es uno de los mayores obstáculos a la democracia en el subcontinente, desde México hasta Argentina. “Es un fenómeno que se observa en toda Latinoamérica”, y añade que la red de instituciones eclesiásticas tiene como prioridad defender los intereses de los pobres. “La globalización no puede ser únicamente económica, dejando a los pobres excluídos”, señala.

El director de Misereor recuerda como la Conferencia Episcopal de Aparecida, llegó a la conclusión de que los pobres en América Latina son tratados como basura, como algo estorboso, que no son necesarios, que puede uno arreglárselas sin ellos. "Eso no puede ser, no concuerda con la visión cristiana que defiende que cada ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios y tiene el mismo derecho a vivir, a tener una vida plena”, concluye.

DW recomienda

Enlaces externos