Berlusconi, otro retraso en juicio de apelación por fraude fiscal | Europa | DW | 16.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Berlusconi, otro retraso en juicio de apelación por fraude fiscal

El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, logró una nueva posposición de uno de los juicios en su contra: los magistrados accedieron a retrasar al 23 de marzo una vista de su juicio de apelación por acusaciones de fraude fiscal que iba a realizarse este sábado.

En octubre Berlusconi fue condenado a cuatro años de cárcel, reducidos a uno, por prácticas de su empresa familiar Mediaset para reducir su contribución fiscal. Berlusconi alega que en ese momento era primer ministro y no sabía nada de ello.

El tribunal de Milán que llevó el caso aceptó la solicitud de los abogados de Berlusconi de posponer la vista de apelación prevista para este sábado, porque el ex primer ministro se encontraba ocupado en Roma con la elección de los presidentes de las cámaras del Parlamento.

La ley italiana contempla que los acusados no necesariamente tienen que estar presentes en los tribunales, pero si dicen que quieren seguir una vista pero que tienen "un impedimento legítimo" que les impide hacerlo, los jueces pueden acordar una postergación del proceso.

La vista se celebrará el 23 de marzo, cuando originalmente se esperaba el veredicto de la apelación. Ese mismo día el partido de Berlusconi, Pueblo de la Libertad, ha organizado una marcha en Roma para protestar por los procesos judiciales contra su líder.

El juicio podría ser suspendido de nuevo si los jueces acceden a una solicitud de la Defensa de llevar el caso de Milán a Brescia. Berlusconi denuncia una persecución por motivos políticos por parte de los tribunales de Milán. Al contrario, la fiscalía asegura que Berlusconi está utilizando tácticas de dilación para bloquear el proceso.

La semana pasada ya se pospuso en varias ocasiones el juicio en su contra por relaciones con una prostituta menor de edad y abuso de poder, después de que los jueces aceptaran que Berlusconi estaba demasiado enfermo para acudir. El ex primer ministro salió del hospital el viernes, tras una semana de tratamiento en un ojo y por estrés (dpa).