1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Berlin se ríe de Hitler

El musical “The Producers: primavera para Hitler”, basado en la película del estadounidense Mel Brooks, triunfa en Berlín. La obra se presenta en el teatro que acostumbraba frecuentar el mismo dictador.

default

El actor Martin Sommerlatte interpreta al Hitler homosexual inventado por Mel Brooks.

El musical “The Producers”, basado en la película del mismo nombre que realizó el cómico estadounidense Mel Brooks en 1968, fue aclamado durante su estreno en el teatro Admiral Palast en Berlín. La obra que llevó el mismo Brooks a Broadway como musical con un gran éxito, trata de un productor fracasado que quiere provocar, con ayuda de un amigo, un fiasco con un musical sobre Hitler para fugarse a Río de Janeiro con el dinero de los inversionistas. En escena se ve a un Hitler homosexual, una glamorosa puesta en escena, así como un elenco integrado por actores vieneses.

Irónicamente, la sátira de Hitler se exhibe en el mismo lugar en donde "el Führer" acostumbraba presenciar operetas y era asiduo visitante. Incluso contaba con un palco. El teatro Admiral Palast ha sido decorado con unas tiras de color rojo con un círculo blanco en el centro, pero en vez de la esvástica, como era usual ver en la Alemania nazi, sobre el círculo blanco se ve la imagen de un bretzel (típico pan alemán).

BdT Premiere The Producers - Frühling für Hitler

Muchos clichés y mucha pompa en el Teatro Admiral Palast.

Vuelve la polémica

Sin embargo, desde antes del estreno, la sátira volvió a desatar una polémica sobre si se puede en Alemania reír a costa del dictador. No es la primera vez que los alemanes se ríen de Hitler, ya lo hicieron con la película de Charlie Chaplin, “El gran dictador” (1940), con la de Ernst Lubitsch “Ser o no ser” (1942) y la más reciente, la cinta del cineasta de origen judío Dani Levi, “Mi Führer” (2007). El mismo Dani Levi, que asistió al estreno, elogió la obra como “buen entretenimiento”.

La pieza tardó en llegar a Alemania, pese a que desde hace 30 años ha sido éxito de taquilla en donde se ha presentado. En Nueva York batió varios récords al recibir doce Tony Awards. También se ha vendido bien en otros países como Finlandia, Australia e incluso en Israel. Sin embargo en Viena, donde fue presentada el año pasado, fracasó. Como los organizadores habían contratado el teatro por un año, el escenario vienés propuso al teatro Admiral Palast como alternativa, en donde la producción será presentada durante ocho semanas en calidad de invitada.

Kontroverse Fahnen kündigen das neue Musical Frühling für Hitler und Vaterland in Berlin an

Las banderas que decoran el teatro Admiral Palast recuerdan la propaganda nazi.

Berlín, lugar natural de la obra

Brooks, hijo de inmigrantes judíos y actualmente de 82 años, había señalado previamente al estreno que Berlín era el lugar natural de Alemania para presentar el espectáculo. “Sé que los berlineses entenderán la trama”, dijo Brooks.

“Hubo una ovación muy larga” dijo Regine Standke, de la Asociación de Prensa Extranjera. “Se trata del rompimiento de un tabú para los alemanes, pero ya el mismo Mel Brooks, había augurado que esperaba en Berlín un público inteligente como en Nueva York”. Standke cree que los vieneses no se pudieron reír de Hitler porque no han trabajado lo suficiente su responsabilidad en la relación de colaboración que tuvo Austria con la Alemania nazi.


Autora: Eva Usi

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda