Berlín y París retiran asesores de Kabul | El Mundo | DW | 26.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Berlín y París retiran asesores de Kabul

En reacción a la escalada de violencia en Afganistán y a la muerte el sábado de dos asesores estadounidenses, Francia y Alemania anunciaron la retirada de sus asesores que trabajan con las autoridades afganas.

default

Continúan las protestas por la quema del Corán en Afganistán.

La seguridad de los expertos tiene prioridad y la medida de retirar a los asesores es preventiva, aseguró el Ministerio de Exteriores francés, sin ofrecer datos sobre el número de afectados. El Ministerio alemán habló de la retirada de unas 50 personas, que volverán a sus puestos cuando se aclare el asesinato de los estadounidenses en el Ministerio del Interior afgano.

El sábado, dos asesores militares murieron tras ser atacados dentro del Ministerio del Interior en Kabul. Un miembro de los servicios secretos afganos de 25 años ha sido identificado como "el presunto sospechoso", según indicaron funcionarios este domingo. Los talibanes asumieron la autoría del ataque, indicando que se trató de una venganza por la quema de ejemplares del Corán en la base estadounidense de Bagram el pasado martes. Sin embargo, las autoridades no han confirmado esa versión.

El presidente afgano, Hamid Karzai, expresó su pesar por la muerte de los soldados estadounidenses, que calificó de "lamentable" y dijo que la retirada de asesores internacionales es "una medida temporal".

Karzai pide castigo por quema del Corán

Hamid Karzai

Hamid Karzai.

Entretanto, las manifestaciones de protesta continuaban en Afganistán y este domingo cobraron nuevas víctimas, pese a los llamados de Karzai a no recurrir a la violencia. El gobernante afgano se dirigió se dirigió a la población en un mensaje televisado en el que pidió a Estados Unidos que castigue a los responsables por la quema de los ejemplares del Corán. "En nombre del pueblo afgano del mundo islámico, llamamos al gobierno estadounidense a pedir cuentas a los responsables", dijo Karzai durante su alocución.

El presidente afgano pidió también contención a sus conciudadanos. "La emoción de nuestro pueblo en este asunto es legítima y respetable", dijo Karzai. Pero aunque "compartimos su dolor, debemos tratar de permanecer tranquilos", agregó.

Continúa la violencia

Según fuentes oficiales, un soldado estadounidense y un manifestante afgano murieron este domingo en un ataque con granadas de mano en el norte de Afganistán durante nuevas protestas. "20.000 personas salieron a la calle en el distrito del imán Saheb, en la norteña provincia de Kunduz, para protestar contra la quema del Corán", dijo Sayed Sarwar Hussaini, vicejefe de la policía provincial. "Los manifestantes intentaron asaltar una base militar de las fuerzas internacionales en el distrito. Algunos de los manifestantes iban armados y lanzaron granadas de mano dentro de la base", explicó. Otros seis soldados estadounidenses y quince policías afganos resultaron heridos.

La OTAN confirmó una explosión en una base de la ISAF en el norte de Afganistán, pero aseguró que no hubo bajas.

ERS/dpa

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda