1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Berlín quiere recortar ayuda a países que no acepten a deportados

Otras medidas pretenden también la vigilancia con tobilleras electrónicas de las personas consideradas peligrosas o potenciales terroristas por las fuerzas de seguridad y la prisión preventiva previa a su expulsión.

Los ministros alemanes de Interior, Thomas de Maizière, y Justicia, Heiko Maas, acordaron este martes (10.01.2017) un conjunto de medidas antiterroristas que incluye "presionar" con la ayuda al desarrollo y los visados a los países de origen que no acepten a sus nacionales que Alemania quiera deportar.

Ambos ministros comparecieron ante los medios tras mantener una reunión para estudiar las reformas legales que Alemania debe abordar tras el atentado registrado en diciembre en Berlín, donde murieron doce personas arrolladas por un camión que conducía un tunecino al que no se había podido expulsar del país por falta de documentación.

Entre las medidas acordadas se incluye también la vigilancia con tobilleras electrónicas de las personas consideradas peligrosas o potenciales terroristas por las fuerzas de seguridad y la prisión preventiva previa a su expulsión.

Apoyo de la UE

De Maizière subrayó que todos los ministros de Interior de la Unión Europea se han mostrado de acuerdo en vincular la ayuda al desarrollo con el grado de cooperación de los países de origen a la hora de aceptar a los deportados.

De esta forma, explicó, habrá "menos ayuda al desarrollo" para los Estados que muestren una "menor disposición a cooperar" en la cuestión de las devoluciones.

El responsable de Interior agregó que la ayuda a la cooperación no es el único medio de presión disponible frente a estos países y recordó que algunos Estados del norte de África no reciben ningún dinero en este concepto.
 

CT (EFE, AFP)

DW recomienda