1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Berlín: OPEP considera innecesario aumentar extracción de crudo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no considera necesario aumentar la extracción de petróleo, aseguró su secretario general, Abdullah al Badri, en una

entrevista con el semanario alemán "Der Spiegel", en su próxima edición.

"Analizamos el mercado a diario y cuidadosamente. Si llegamos al convencimiento de que los datos cruciales exigen un incremento en la producción, entonces nuestros ministros de los países del cártel no dudarán en tomar esa decisión", agregó en la entrevista.

Esta semana y aprovechando su visita a Arabia Saudí, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se quejó del elevado nivel de los precios del petróleo y pidió un aumento de las cuotas de extracción.

En ese sentido, manifestó la esperanza de que la OPEP tomase en cuenta las consecuencias del aumento de los precios del crudo, ya que los elevados costos de la energía en Estados Unidos frena la demanda general y también reduce las ventas de petróleo y gas.

Al Badri subrayó que Estados Unidos ha sido el que ha provocado las dificultades por las que el país está atravesando ahora. "Los problemas que vemos actualmente en Estados Unidos no tienen nada que ver con la OPEP", dijo. "Los altos precios del petróleo no son responsables de la crisis hipotecaria desencadenada en Estados Unidos", añadió.

Sus dificultades residen más bien en la crisis que el mismo país desencadenó, así como en la falta de capacidades que sufren las refinerías de ese país, expuso. La inversión realizada en los últimos 30 años ha sido claramente insuficiente, denunció.

"Consumen 21 millones de barriles al día, pero sólo pueden producir 17 millones diarios", recalcó el secretario general de la OPEP, organización que el próximo 1 de febrero celebrará una reunión ministerial extraordinaria en Viena.

Por ello, reiteró que si se da una recesión mundial, "el precio del petróleo no es el responsable".

Por otra parte, Al Badri rechazó las especulaciones que apuntan a que el precio del petróleo podría escalar hasta los 200 dólares por barril. "El precio del crudo debe acomodarse a la ley de la oferta y la demanda y si lo hace, un salto hasta los 200 dólares es muy improbable", dijo en la entrevista con el semanario alemán.

"Estamos interesados en mantener precios razonables. Queremos estabilidad", enfatizó. "No queremos extremismos, ni un precio muy alto ni uno muy bajo, sino un precio estable que satisfaga a productores y consumidores", continuó. "Pero como he dicho, eso lo decide el mercado".

Al Badri señaló que todavía existen grandes reservas de petróleo y que la extracción petrolífera aún no ha alcanzado su cima ni lo hará en un futuro próximo. "El fin de la era del petróleo seguro que llegará pero estoy seguro de que no en los próximos 100 años", dijo.

"Que no cunda el pánico, todavía tenemos capacidades", insistió en "Der Spiegel". No obstante, apuntó que es necesario saber cómo será la demanda de petróleo en el futuro, para poder planear correctamente las inversiones.

"Hay suficiente petróleo, suficientes reservas descubiertas. Nuestro problema es más lograr hacer una correcta evaluación de la necesidad, nos gustaría saber la rapidez con la que crece", dijo.

Al Badri no quiso comentar la posibilidad de que Rusia pudiera unirse a la OPEP. "Nosotros nos llamamos a ninguna puerta", dijo.

Además, evitó opinar sobre la posible formación de algo parecido a la "OPEP del gas", entre los grandes productores de ese fluido: Rusia, Irán, Qatar, Venezuela y Algeria, aunque según dijo, sólo serían una opción a largo plazo y para la OPEP "no son una amenaza".

Al Badri aseguró que "Las multinacionales petrolíferas como Exxon, Shell y BP son los dinosaurios, nosotros no". En su opinión, aunque en los últimos años esas empresas han cambiado mucho, todavía han de hacerlo aún más. Sobre todo, tendrían que formar y contratar a más empleados locales, invertir en nuevas tecnologías y buscar nuevas

fuentes energéticas. (dpa)