1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Berlín, la ciudad del cine

Por estos días, la Berlinale se apresta a convertir a Berlín en el epicentro internacional del cine. Pero la capital alemana tiene mucho más que ofrecer a los amantes del séptimo arte y también a los cineastas.

default

En la capital alemana no sólo se exhiben películas, sino que se producen.

“Pobre pero sexy”. Así describe Berlín Klaus Wowereit, el alcade-gobernador de la capital alemana. Y tiene razón. La montaña de deudas que agobian a la ciudad es inmensa. Pero Wowereit también acierta en cuanto a que es una urbe sexy. Un enorme ejército de gente creativa se ha afincado allí, imprimiéndole su sello. Entre ellos se cuentan también numerosos representantes del área cinematográfica.

Centro cinematográfico

Si bien Berlín ya no ocupa el lugar preponderante del que gozaba en el mundo del cine en la década de 1920, cuando Babelsberg (que es casi un suburbio al sud-oeste de la ciudad) no tenía demasiado que envidiarle a Hollywood, desde la caída de Muro se ha ido convirtiendo en un centro de producción de películas que no sólo triunfan en Alemania sino, a veces, en el mundo entero.

Una verdadera “ciudad del cine” no consta únicamente de muchas salas cinematográficas. En el centro, en la plaza de Potsdam, se encuentra por ejemplo la Casa del Cine. En su edificio de siete pisos alberga numerosas instituciones, como el Museo del Cine y la Televisión, que cada año atrae a más de 100 mil visitantes, y la Cinemateca Alemana, que se ocupa del legado del cine germano. Tampoco se debe olvidar la Academia del Cine y la Televisión Alemana, con sus aproximadamente 250 estudiantes.

Capital de festivales

Y basta atravesar la calle para encontrarse con la sede de la Berlinale. El festival de cine de Berlín se cuenta, junto con el de Cannes y el de Venecia, entre los más importantes del mundo. Pero a las orillas del Spree hay también otros festivales pequeños. Por ejemplo, “Atención, Berlín” (Achtung, Berlín) muestra únicamente películas realizadas en la capital alemana, que de alguna manera tienen por tema la ciudad. En el festival cinematográfico del ferrocarril subterráneo, “Going Underground”, se exhiben cortometrajes.

Daniel Brühl in dem Kinofilm Goodbye Lenin

Daniel Bruehl en una escena de "Good Bye, Lenin!".

También en la plaza de Potsdam se encuentra la Academia Cinematográfica Alemana, que concede anualmente los premios del cine alemán.

Pero, por sobre todas las cosas, en Berlín se ruedan películas. Y, con frecuencia, la ciudad se transforma en protagonista. Entre las obras antiguas se cuentan cintas como “Berlín, sinfonía de una ciudad” o “Cabaret” y, entre las más recientes, cintas como “Good bye Lenin” o “La vida de los otros”.

Un mundo de escenarios

Agencias de turismo ofrecen visitas guiadas a los lugares donde se filmaron películas famosas, incluyendo grandes producciones internacionales que se ruedan en Berlín o en Babelsberg. Entre ellas se puede citar “La Conspiración Bourne” o “El pianista”. Los estudios de Babelsberg ofrecen un alto nivel técnico y la gama de escenarios donde filmar es inagotable: la región de Brandeburgo ofrece paisajes naturales, ciudades pequeñas, centros carboníferos futuristas, edificios de altura, edificios antiguos, patios interiores y puentes, arquitectura experimental, ríos y lagos. A lo anterior se suman lugares de atmósfera elegante como la avenida del Kurfürstendamm o el Gendarmenmarkt.

Kevin Spacey Ruhrfestspiele

Kevin Spacey escogió Berlín para rodar su película.

Estas ventajas también indujeron a Kevin Spacey a rodar allí su película “Beyond the sea” (Más allá del mar). “Desde el punto de vista de la arquitectura, encontramos en Berlín y sus alrededores lugares increíbles”, señala el astro hollywoodense, explicando: “Cuando uno entra en un club, se ve casi como si fuera de 1952. A menudo sólo tenemos que modificar un par de pequeñeces en los bares nocturnos en que rodamos”. También las afueras de Berlín tienen mucho que ofrecer. “Hace unos días rodamos en el palacio de Sanssouci y sus alrededores. Eso representa para nosotros Italia”, cuenta Spacey.

DW recomienda