1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Berlín: funcionario bajo la sombra de la Stasi

Cinco semanas después del inicio de la gestión del nuevo Gobierno regional de Berlín, su secretario de Estado Andrej Holm es despedido por haber tenido contacto con la Stasi, la temida policía política de la extinta RDA.

Berliner Baustaatssekretär Andrej Holm (picture alliance / Rainer Jensen/dpa)

Andrej Holm, sociólogo de profesión, no pudo conservar su cargo en Berlín.

Durante semanas se ha discutido en Berlín sobre la imprecisión de la información ofrecida por el secretario de Estado Andrej Holm sobre la naturaleza de los servicios que prestó durante su juventud a la Stasi, la temida policía política de la desaparecida (RDA). Este sábado (14.1.2017), el alcalde de la ciudad y máxima autoridad de ese Estado federado, el socialdemócrata Michael Müller, decidió despedir a Holm, quien no está afiliado a partido alguno, pero fue propuesto por La Izquierda. Esa formación criticó la decisión de Müller, alegando que ésta "complica aún más una situación de por sí difícil”.

Holm, sociólogo de profesión, había sido designado secretario de Estado de Fomento el pasado 13 de enero a pesar de las críticas que se le hacían por su pasado. El Ejecutivo de la ciudad-estado –una frágil coalición formada por el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), Los Verdes y La Izquierda– defendió su nombramiento al considerar que el vínculo que en su día tuvo con la Stasi –cuando tenía 18 años y, supuestamente, sólo durante unos meses– no lo descalificaba para el puesto. En septiembre de 1989, poco antes de la caída del Muro de Berlín, Holm comenzó de forma voluntaria un periodo de formación en la Stasi.

El adiestramiento no se completó porque el organismo fue disuelto. En una entrevista concedida hace varios años, Holm habló de su paso por la Stasi, describiéndolo como un grave error y asegurando que no fue nunca informante para la organización ni espió a nadie. No obstante, los reproches no amainaron cuando se le consideró para el cargo de secretario de Estado. Por pocas horas, Holm fue el primer ciudadano alemán en ocupar un puesto de ese rango tras conocerse la existencia de sus vínculos con la Stasi. La oposición conservadora ha denunciado también la relación de Holm con grupos de extrema izquierda de la capital.

ERC ( EFE / dpa / AFP )

DW recomienda