Berlín apoya ampliamente el paquete de rescate para Grecia | Economía | DW | 22.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Berlín apoya ampliamente el paquete de rescate para Grecia

El Parlamento alemán decide a comienzos de la semana que viene en sesión extraordinaria sobre el nuevo paquete de rescate para Grecia. Todo parece indicar que será aprobado.

Unión Europea, otra vez al rescate de Grecia.

Unión Europea, otra vez al rescate de Grecia.

Ya no hay marcha atrás. El segundo paquete de rescate para Grecia es imprescindible, según la opinión de la clase política y del Gobierno de Berlín. En vista de la amenaza de quiebra del país heleno, también la oposición considera que la única solución es otra inyección de dinero para Atenas. Los ministros de la Unión Europea acordaron, luego de la maratón de negociaciones de este martes, que duró más de 12 horas, poner a disposición otros 130.000 millones de euros.

Claro que son entendibles los temores debido a los riesgos para el contribuyente alemán, dijo Carsten Schneider, del Partido Socialdemócrata. Pero la Unión Europea debe hacer todo lo posible por ayudar a que Grecia vuelva a contar con una base financiera sólida. “Grecia también necesita volver a contar con una perspectiva de crecimiento económico, pero lamentablemente sobre eso todavía no se ha escuchado nada”, dijo Schneider a la emisora alemana Deutschlandfunk.

Intento de salvataje con final incierto

“Con el nuevo paquete de ayuda financiera para Grecia, los ministros europeos sólo

Los ministros del eurogrupo acordaron salvataje por 130.000 millones de euros.

Los ministros del eurogrupo acordaron salvataje por 130.000 millones de euros.

están comprando tiempo”, señaló Cem Özdemir, el presidente del partido alemán Los Verdes. Y agregó que el ministro germano de Finanzas, Wolfgang Schäuble, de la Unión Cristianodemócrata (CDU), tiene razón al apelar a que Grecia no se transforme en un barril sin fondo. “Pero, al mismo tiempo, el ministro de Finanzas está viendo que ese barril se vuelve cada vez más profundo, ya que la economía griega está en implosión porque el poder adquisitivo está desapareciendo”, señala Özdemir.

La reacción del partido La Izquierda está más teñida de escepticismo. La jefa del partido, Gesine Lötzsch, califica la resolución del eurogrupo de ilusoria: “Ese dinero sirve para estabilizar a los bancos y no para impulsar a la economía”, opina Lötzsch. Los ministros de la eurozona no habrían, según ella, acordado un salvataje sino un “suicidio asistido” para Grecia.

Los acreedores privados también pagan

En los sectores financiero y bancario, que también contribuyen con el rescate griego, hubo sentimientos encontrados. Los acreedores privados deberán renunciar al 53 por ciento de sus ganancias nominales, es decir, a más del 50 por ciento que se esperó en un principio. Eso afecta, sobre todo, a los bancos que poseen bonos griegos. En las próximas semanas, los institutos financieros podrán decidir si canjean dichos bonos por nuevos papeles a intereses más bajos.

Se trata de un rescate voluntario y extraordinario, dijo la Asociación Alemana de Bancos Públicos. “Primero hay que ver cómo lo soportan los bancos”, dijo Michael Kemmer, el director general de la asociación. Kemmer cuenta con una activa participación de los acreedores privados. Y, sin duda, las correspondientes amortizaciones bancarias recaeerán también sobre los contribuyentes.

Autora: Nina Werkhäuser/ Cristina Papaleo
Editor: Enrique López

DW recomienda