Beatificación del Papa Juan Pablo II | Diga usted | DW | 02.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Beatificación del Papa Juan Pablo II

La beatificación del Papa Juan Pablo II causa opiniones muy distintas entre nuestra comunidad de usuarios. Lea algunos de los puntos de vista que hemos recabado.

default

Marea humana durante la beatificación de Juan Pablo II.

Un millón de peregrinos celebra al beato Juan Pablo II

Es increíble que tantos feligreses católicos se vuelquen a pedir que se beatifique al Papa, quien no fue beato en absoluto. De haberlo sido, hubiera determinado enviar a la justicia a los sacerdotes que, llamándose a sí mismos cristianos, no temieron abusar de niños inocentes. Los mismos niños a los que Jesucristo llamó y dijo: Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el reino de los cielos. Dejó matar su inocencia, corromper su espíritu y atormentarlos para el resto de sus vidas. Esos sacerdotes anticristianos deberán pagar su deuda con la sociedad de Cristo y saldarla con los inocentes, muchos de ellos hoy hombres y mujeres que arrastraron sus problemas psicológicos y sus traumas, cuando no habían cometido ningún pecado. Los títulos reales vienen de arriba y no de la voluntad humana. Hay un manto de humo sobre los delitos que no se borrarán nunca. Pasará el humo, pero el paisaje será el mismo. Andrelina Vera, Uruguay

La mejor decisión que ha tomado la Iglesia en el último periodo. Él es un verdadero siervo de Dios. Lo demostró aquí en la Tierra con su humildad, sencillez y dedicación a Dios.
Luis Alberto Peña, Colombia

Hay que recordar que los países con mayoría católica son los más pobres. En los países de habla hispana, el fanatismo es una constante. Los problemas son tales que las dictaduras apoyadas por la Iglesia Católica han sido la regla. Karol Wojtyla fue un político que trató de atraer a la gente por medio del fanatismo. La gente en los países de habla hispana lo vio como un Dios blanco, y él se portó a la altura. La Iglesia Católica ha hecho de este rey absoluto un ente divino que, en estos días, ha caído en la desgracia. El oro, la avaricia y la alianza con los poderes fácticos, que han hecho de la gente esclavos, han sido siempre favorecidos por la Iglesia Católica. Karol Wojtyla no fue la excepción. A la mujer la ha relegado en el papel de sirvienta del hombre. El Papa, como todo rey absoluto, estaba enterado de todo y de lo que podía disminuir su poder. La teología de la liberación y el sacerdocio de las mujeres así como el aborto fueron combatidos, literalmente por este Papa, a sangre y fuego. Su mérito de viajar fue el equivalente a un turista que recorre sus propiedades, porque en Europa nadie le hace caso. Siempre cerró los ojos y oídos a todos los escándalos financieros del Vaticano y al abuso sexual de los niños. Él y Ratzinger siguen siendo monarcas absolutos donde su palabra es ley, y la palabra de Dios no existe en su vocabulario.
Guillermo Silva, México

Seguramente, como todos los seres humanos lo hacemos, el Papa Juan Pablo II ha cometido errores y pecados, pero él fue una estrella luminosa en un mundo de sombras, en el que convive la explosión científica y tecnológica sin par y el desprecio por la vida humana. Fue un hombre cabal, un auténtico caballero, que mostró ya en este mundo su beatitud. Considero que el mejor homenaje que los católicos podemos hacerle es vivir conforme a los principios cristianos que nos obligan a resguardar y proteger la vida y la integridad física, mental y espiritual de cada ser humano e incluso la vida animal y vegetal, que deben de ser puestas al servicio del hombre sin destruirlas. Me alegra que su beatificación coincida con el Día del Trabajador, porque Juan Pablo II fue un trabajador del reino y un sabio defensor de los derechos del trabajo y la participación en las riquezas generadas por los obreros de la Tierra. Rindo mi homenaje a este buen hombre.
Gustavo Díaz Vieyra, Argentina

Estoy muy contenta de que lo beatifiquen. Para mí Juan Pablo II era y es un santo.
Victoria, Chile

No entiendo la beatificación del Papa Juan Pablo II. Creo en Dios, pero no en la institución de la Iglesia Católica, porque predica amor al prójimo y respeto, y ella misma pasa muchas cosas por alto: abusos a niños, el papel de la mujer, etc. Hay mucha gente dentro de la Iglesia Católica que realmente es muy respetable por su labor, pero el Vaticano no es para mí mucho más que un partido político, que intenta salvar su pellejo obteniendo bueno resultados. Con la beatificación de Juan Pablo II, el Vaticano ha ganado puntos a su favor, lo que le viene bien para lavar su imagen. Elena M., Madrid, España


Sus comentarios, opiniones y críticas son siempre leídos con atención. No se garantiza una respuesta personalizada. DW-WORLD se reserva el derecho a publicar sin aviso previo las opiniones de sus usuarios, adaptadas y no siempre completas. Las opiniones vertidas en esta página son de exclusiva responsabilidad de quienes las han enviado.

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los artículos que figuran abajo y compártalos con otros lectores. Su opinión nos interesa. ¡Escríbanos!

Recopilación: Rosa Macías Reyes

Editor: Enrique López


DW recomienda