1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

BCE ve indicios de estabilización en la eurozona

El Banco Central Europeo ve primeras señales de estabilización de la coyuntura en la eurozona, según indica la entidad en su informe del mes de enero publicado en Fráncfort. "Las tensiones existentes en los mercados financieros continúan frenando la actividad económica de la zona del euro, mientras, según algunos indicadores procedentes de las encuestas, existen algunos primeros indicios de estabilización de la actividad a niveles bajos", constata el BCE.

Sin embargo, el banco advierte que "las perspectivas económicas siguen sujetas a una gran incertidumbre y considerables riesgos a la baja". En su lucha contra la crisis de la deuda europea y la amenaza de recesión, el BCE decidió la semana pasada mantener en el 1,0 por ciento los principales tipos de interés, que el año pasado redujo en dos etapas en un medio punto porcentual.

Para 2012, el BCE espera que se recupere la actividad económica en la eurozona, "si bien muy gradualmente, apoyada por la evolución de la demanda mundial, unos tipos de interés a corto plazo muy bajos, y las diversas medidas adoptadas para apoyar el funcionamiento del sector financiero".

El banco anunció que continuará inyectando liquidez en los mercados para garantizar la financiación de empresas y familias: "La provisión de liquidez y las modalidades de adjudicación para las operaciones de financiación del Eurosistema se mantendrán a fin de prestar apoyo a las entidades de crédito de la zona del euro y, así, a la financiación de la economía real".

Sin embargo, aclaró que estas medidas "no convencionales de política monetaria son de naturaleza temporal". Del sector financiero llegó una señal positiva. Los depósitos a un día colocados por los bancos comerciales de la eurozona en el Banco Central Europeo cayeron en 133.000 millones a 395.300 millones de euros. Se trata de la primera vez en este año que los depósitos "overnight" caen por debajo de los 400.000 millones de euros. Esta facilidad de depósito es considerada un indicador importante sobre la confianza o falta de ella en el mercado intebancario.

Respecto a la estabilidad de precios, el BCE estimó probable que "que la inflación se mantenga por encima del dos por ciento en los próximos meses, antes de descender por debajo de dicha tasa". El Banco considera garantizada la estabilidad de precio en niveles en torno al dos por ciento. Asimismo, el BCE llamó a los gobiernos a sanear las finanzas públicas corrigiendo los déficits excesivos y llevar a cabo "urgentemente reformas estructurales decididas y ambiciosas".

"Es preciso llevar a cabo rápidamente reformas fundamentales que ayuden a los países de la zona del euro a mejorar su competitividad y a incrementar la flexibilidad y el potencial de crecimiento a más largo plazo de sus economías". "Las reformas de los mercados de productos deben centrarse en abrir plenamente estos mercados a una competencia más intensa. Las reformas de los mercados de trabajo deben centrarse en eliminar rigideces y aumentar la flexibilidad salarial", reclamó.

El banco elogió el pacto fiscal acordado en diciembre pasado por los países de la UE con excepción del Reino Unido, que calificó de "contribución importante para la garantía a largo plazo de la sostenibilidad de las finanzas públicas" y reclamó que la formulación de disposiciones del pacto "ha de ser efectiva y no contener ambigüedades" (dpa).