1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

BCE anuncia histórica reducción de tasa de interés y compra de activos ABS

El Consejo de Gobierno del banco tomó estas decisiones ante el riesgo que representa para la economía la baja inflación, así como para ofrecer más margen a bancos comerciales para conceder créditos.

El Banco Central Europeo (BCE) rebajó su principal tasa de interés del 0,15 por ciento a un nuevo mínimo histórico del 0,05 por ciento. Asimismo, el organismo presidido por Mario Draghi decidió aumentar la tasa negativa de depósito desde el -0,10 por ciento fijado en junio por primera vez en la historia del organismo, hasta el -0,20 por ciento para impulsar la circulación del dinero que los bancos comerciales "aparcan" en el BCE. Todo ello tendrá efecto a partir del 10 de septiembre.

Adicionalmente, Draghi, anunció un programa de compra de paquetes de crédito ("asset-backed securities" o ABS) que comenzará en octubre y cuyos detalles se anunciarán tras la reunión mensual del 2 de octubre. Los ABS son titulizaciones de deuda respaldadas por préstamos. El guardián del euro utilizará esta medida para inyectar dinero en las pymes y la economía real, dando a los bancos comerciales más margen para conceder crédito.

El organismo decidió volver a actuar al ver que su ambicioso paquete de medidas, lanzado en su sesión de junio -cuando bajó la tasa, lanzó nuevas inyecciones de liquidez y y fijo una tasa negativa de depósito- sigue sin tener el efecto previsto.

Los expertos no esperaban que el BCE volviera a rebajar su principal tasa de interés fijando un nuevo mínimo histórico. Sin embargo, el estancamiento de la economía de la eurozona y la nueva bajada de la inflación no dejan mucho espacio al organismo presidido por Mario Draghi. A todo esto hay que sumarle los riesgos derivados de tensiones internacionales como la de Ucrania.

El pasado mes de agosto la inflación cayó al 0,3 por ciento, su nivel más bajo en casi cinco años y 0,1 puntos por debajo del mes anterior. La inflación quedó así lejos del objetivo fijado por el BCE para garantizar la estabilidad de precios (menos pero cerca del dos por ciento) y por debajo del 0,7 por ciento pronosticado por el banco para este año.

La tendencia vuelve a disparar los temores de una deflación en la zona euro, lo que podría causar estragos en el pago de deuda y hacer que los consumidores pospusieran compras a la espera de precios más bajos.

rml (dpa/ap/afp)

DW recomienda