1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Bayern cayó amargamente ante Wolfsburgo

El Bayern Múnich cayó este viernes (30.1.2015) ante un soberbio Wolfsburgo –su escolta en el liderato de la tabla– y perdió así su primer partido de la temporada en el regreso de la Bundesliga tras el parón invernal.

En la imagen, el entrenador del Bayern Múnich, Josep Guardiola.

En la imagen, el entrenador del Bayern Múnich, Josep Guardiola.

El Bayern Múnich cayó este viernes (30.1.2015) por 4-1 como visitante ante un soberbio Wolfsburgo, su escolta en el liderato de la tabla, y perdió así su primer partido de la temporada en el regreso de la Liga alemana de fútbol tras el parón invernal. Dos goles de Bas Dost (4' y 47'), el segundo de antología, y otros dos de Kevin de Bruyne (53' y 73') tumbaron al actual campeón y líder del torneo, que pese al tropiezo mantiene ocho puntos su ventaja sobre el Wolfsburgo. El descuento fue del español Juan Bernat (55').

El equipo de Josep Guardiola se vio siempre superado y recibió en 90 minutos la misma cantidad de goles que en 17 partidos de la primera ronda. Su última derrota en Liga había sido en abril de 2014 ante el Borussia Dortmund en un partido intrascendente con la Liga ya ganada. "Fueron mejores en los momentos indicados", admitió Guardiola tras el partido. "En la primera parte hablamos de atacar más en profundidad. Cuando es así y se pierde el balón es difícil controlar los contraataques", analizó.

La cara opuesta mostró el entrenador de los locales, Dieter Hecking. "Hicimos un partido enorme", dijo con orgullo. "Para ganar al Bayern hace falta un día así". El duelo en el Volkswagen arena comenzó con un emotivo minuto de aplausos en recuerdo a Junior Malanda, el belga del Wolfsburgo fallecido el 10 de enero en un accidente de tráfico, y se encaminó rápido para los locales. Una contra veloz bien llevada por De Bruyne acabó en los pies de Dost, que definió al primer toque enviando el balón bajo y pegado al palo ante la mirada impotente del arquero Manuel Neuer.

Nada le salió bien al Bayern

El gol marcó la tónica del encuentro. El Bayern tenía la posesión, pero sólo llegaba al arco con disparos lejanos bien controlados por Diego Benaglio. El Wolfsburgo explotaba en cambio cada pérdida de balón de los bávaros y la convertía en un contraataque incisivo. Así llegó otra ocasión clara que Dost disparó fuera en el 40'. El delantero se desquitó minutos más tarde al empalmar de primera un rebote en el área y enviar el balón al ángulo del arco: golazo imparable para Neuer.

Un empujón de Xabi Alonso a un rival que lo molestó al lanzar una falta costó amarilla al español y desnudó los nervios del Bayern, que no contaba con Franck Ribéry ni Rafinha ni los aún en recuperación Philipp Lahm, Javi Martínez y Thiago Alcántara. La pesadilla del Bayern continuó en el inicio del segundo tiempo con otra contra de libro convertida en el 3-0 por De Bruyne. Bernat descontó rápido tras luchar y ganar en soledad un balón en el área, pero cuando el tanto parecía reavivar al Bayern y transmitir los nervios a los locales, De Bruyne redondeó la goleada aprovechando un nuevo contraataque.

La noche parecía destinada a que nada saliera bien para el Bayern y ni siquiera Claudio Pizarro, que ingresó en el minuto 71, pudo convertir ante el arco vacío uno de esos goles que el peruano no suele fallar. Las miradas de los jugadores del Bayern tras el choque combinaban perplejidad con la serenidad de saber que mantienen una cómoda ventaja en el liderato. "Nos habíamos imaginado esto de otra manera", señaló Neuer. "No es una catástrofe, pero sabemos que aún tenemos mucho por hacer. Miramos hacia adelante".

También Guardiola apuntó ya al próximo compromiso liguero, el martes (3.2.2015) frente al Schalke. "Ahora tenemos que analizar qué pasó y concentrarnos en el próximo partido". La fecha 18 de la Bundesliga sigue mañana con un duelo con sabor a Liga de Campeones europea como gran atractivo: el Bayer Leverkusen, tercero a seis del Wolfsburgo, recibe al Borussia Dortmund, penúltimo tras una pésima primera ronda en la que sólo ganó cuatro partidos.

ERC (dpa)