1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Barroso: “Europa ya tiene un gobierno, y es la Comisión”

Sobre el estado de la UE habló el presidente de la Comisión Europea, y el tema fue por supuesto la crisis. José Manuel Durao Barroso rechazó el “gobierno financiero”, apoyó los euro bonos y pidió aportes a la banca.

epa02939351 President of the European Commission Jose Manuel Durao Barroso, delivers his State of the Union report during the plenary session of the European Parliament in Strasbourg, France, 28 September 2011. EPA/CHRISTOPHE KARABA +++(c) dpa - Bildfunk+++

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, durante su discurso en Estrasburgo.

Con el discurso sobre el estado de la Unión bajo el brazo, el púlpito del Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo, Francia, salió José Manuel Durao Barroso a defender la institución que preside, la Comisión Europea (CE). La eurozona no necesita nuevos organismos, declaró el portugués, la solución a la presente crisis no pasa por crear “eurogrupos” que dirijan económicamente la Comunidad en nombre de los Estados miembro. La instancia en condiciones de realizar esta tarea ya existe, recordó Barroso, y es la suya, oponiéndose así a la idea germano-gala de establecer un “gobierno financiero” para los países que comparten la moneda única y recibiendo gracias a ello sonoros aplausos de los eurodiputados. Y no fue éste el único punto en el que el jefe de la CE contradijo los deseos del “eje Berlín-París”.
 
Más integración y no menos democracia
 
France's President Nicolas Sarkozy, right, speaks to German Chancellor Angela Merkel as he welcomes the German leader at the Elysee Palace, in Paris Tuesday Aug. 16, 2011. (Foto:Philippe Wojazer, Pool/AP/dapd)

Angela Merkel y Nicolas Sarkozy propusieron tras un encuentro en París la creación de un "gobierno financiero" para Europa.

El hecho de que Grecia pudiera durante una década enviar informes falsos a Bruselas, las diferencias en la política fiscal y financiera de quienes comercian con la misma divisa y una crisis que se muestra resistente a todas las medidas tomadas hasta el momento colocan a la UE ante el desafío de tener que mejorar la cohesión económica. El órgano propuesto el pasado agosto por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, estaría destinado a lograr este fin pero sin aumentar las concesiones políticas, lo que en opinión de Barroso no es más que “un espejismo”.

 
Sólo una eurozona convertida en verdadera “unión económica”, esto es, más integrada en todos los aspectos, ostenta perspectivas de éxito futuro, indicó el presidente, y para eso “la Comisión Europea ya es el gobierno político y financiero de la UE”. Barroso recordó que los representantes de la CE tienen que recibir el visto bueno del Parlamento Europeo y responden de su gestión ante la Cámara, que, como es de sobra conocido, constituye la única institución a nivel europeo elegida en las urnas por los ciudadanos del continente. Crear un poder paralelo al margen del control parlamentario supondría retroceder en el camino democrático, andado con tanta dificultad.
 
Euro bonos y tasa a las transacciones financieras
 
epa02939387 President of the European Commission Jose Manuel Durao Barroso (L) talks with European Parliament President Jerzy Buzek (R) ahead of his address to the European Parliament during the plenary session of the European Parliament in Strasbourg, France, 28 September 2011. EPA/CHRISTOPHE KARABA +++(c) dpa - Bildfunk+++

José Manuel Durao Barroso conversa con el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek (dcha.) en la sesión de este miércoles 28 de septiembre.

También aprovechó Barroso la ocasión para romper una nueva lanza a favor de los euro bonos, a los que Alemania se opone aún con tanta vehemencia. El temor de los germanos es que la prima de riesgo compartida le reste alicientes al ahorro y los Estados miembro se relajen ante la perspectiva de estar menos expuestos al castigo de los mercados. Sin embargo, a estas alturas de la crisis pocos los economistas encuentran ya en Europa alternativas a la introducción de dichos papeles, que según el presidente de la Comisión ejercerían de estabilizadores en tiempos de constantes turbulencias y podrían ir acompañados de instrumentos para asegurar que nadie se salte la disciplina presupuestaria.

 
Y si los alemanes se aferran cuanto pueden a su negativa a los euro bonos, los británicos rechazan la tasa a las transacciones financieras que igualmente defiende –y para la que ya existen borradores- la CE. “Es una cuestión de Justicia”, afirmó Barroso en su turno de palabra. El impuesto podría hacer engordar las arcas comunitarias a un ritmo de 55.000 millones de euros anuales. Desde 2008 el sector bancario ha recibido en el Viejo Continente unos 4.500 millones de euros en ayudas públicas y “ya es hora de que éste haga su contribución a la sociedad”, sentenció el mandatario. La Unión Europea se enfrenta al mayor reto de su historia, recordó Barroso a los presentes, y éste no acarrea sólo problemas económicos, sino también sociales.
 
Autor: Luna Bolívar
Editor: Enrique López

DW recomienda