1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Barbie espía con fines comerciales?

Las voces críticas la llaman la Barbie espía: una muñeca que habla con niños y graba sus respuestas en un servidor. A partir de hoy sale a la venta en los Estados Unidos, a tiempo para Navidad.

Para muchos padres, Barbie fue siempre una espinita clavada. Hasta ahora las críticas tenían que ver con el ideal de belleza tan poco natural que ella representa y que las nenas asocian con esta enjuta muñeca. Ahora se trata de otros problemas: la nueva Barbie de Mattel puede hablar con niños y grabar sus respuestas . ¿Se trata de una idea innovadora o un escándalo de escuchas en la habitación de los niños?

La nueva “mejor amiga”

Mattel presentó la nueva muñeca en la Feria de Juguetes de Nueva York en Febrero de 2015 y a partir de hoy (10.11.2015), "Hello Barbie" se vende en las tiendas estadounidenses, justo a tiempo para Navidad. Michele Chidoni, portavoz de Mattel en California, dice que las niñas siempre han querido hablar con Barbie, y la tecnología lo hace ahora posible. El lema de la campaña: “Los mejores amigos tienen mucho que contarse” muestra a Barbie como sustituta de los amigos de juegos.

Pero para poder “comunicarse” con esta muñeca, es necesario tener WiFi. Mattel describe en un video cómo funciona el complicado proceso de inscripción, cómo crear una cuenta online y otros pasos necesarios. Después de que los padres hayan cumplido estos requisitos, entonces la niña tiene que pulsar un botón en el cinturón de "Hello Barbie" para que pueda grabarse la conversación. Las preguntas de la niña irán a un servidor de Mattel, que cuenta con muchas respuestas, de donde Barbie usará la más adecuada. Una vendedora simula una conversación con Barbie y le dice que están en un escenario. La pregunta a Barbie es:“¿Qué seré de mayor?”. Barbie responde: “Te gusta estar sobre el escenario así que quizás bailarina, política o una política bailarina”.

Todo esto se graba y, según Mattel, para que la muñeca pueda acordarse de lo que habló con la nena y para que puedan añadirse respuestas más precisas de acuerdo con los intereses de la menor. Los padres pueden recibir los audios por correo electrónico. Muchos critican que esta función es horripilante y llaman por eso a esta muñeca la Barbie espía.

“Si tuviese un hijo pequeño estaría muy preocupada por que las cosas personales que cuenta la muñeca se graben y se analicen”, dijo Angel Campbell, catedrática y asesora del “Center on Privacy and Technology” en la Universidad de Georgetown, en conversación con la “Campaña para una Infancia Libre de Publicidad.”

¿Se respeta la privacidad?

La Barbie podría formular muchas preguntas que llevarían a los niños a dar informaciones muy detalladas y personales. “Dicha información sería muy valiosa para los expertos en marketing y podrían usarse para hacer publicidad y hacer realidad los deseos de los pequeños a medida”.

Lo que Campbell quiere decir, se ve claramente en el siguiente ejemplo: las niñas explican a "Hello Barbie" que les encanta peinarle el pelo y desean ser peluqueras de mayor. Pasados unos meses, los niños ven sorprendentemente en la publicidad un salón de peluquería de Barbie, e intentarán convencer a sus padres de que lo compren. Oren Jacob, jefe de la empresa socia de Mattel, ToyTalk, sin embargo, no está de acuerdo. “Los datos no se usarán con fines publicitarios, marketing o nada similar”, dijo en el diario Washington Post.

Los críticos por otra parte dicen que las normas de privacidad de ToyTalk son muy vagas e incluso si fuese verdad lo que dice Oren, se podría "hackear" el servidor de Mattel, por lo que la información de los chicos podría caer en manos de gente que incluso podría influir en las respuestas de Barbie. Por eso, la “Campaña para una Infancia Libre de Publicidad” ha comenzado a recoger firmas contra “Hello Barbie”.

Susan Linn, coordinadora de la campañana “Hell No Barbie”, habló duramente sobre la muñeca: Los niños que hablan con Barbie, no solo lo hacen con una muñeca, sino con un consorcio, cuyo único interés hacia los niños es de carácter económico.” La empresa Mattel está convencida de que la muñeca será todo un éxito. De hecho, ya hay muchas reservas para “Hello Barbie”.