1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Barack Obama presidente de Estados Unidos

Barack Obama se convirtió en el presidente número 44 de la historia de Estados Unidos al jurar el cargo en el Capitolio de Washington ante una enorme multitud de personas.

default

El presidente de Estados Unidos, Barack Hussein Obama.

Obama juró lealtad a la Constitución con la mano izquierda sobre la misma Biblia que usó en el mismo acto Abraham Lincoln en 1861, que sostenía su esposa Michelle. Con la palma derecha levantada, el ya presidente repitió el juramento que le leyó el presidente del Tribunal Supremo, John G. Roberts.

Obama Inauguration

El capital decorado para la ocasión.

La investidura de Obama como el primer presidente negro de la historia del país fue presenciada por un mar de gente congregada en el National Mall, la enorme explanada de más de tres kilómetros de longitud que se extiende desde la fachada oeste del Capitolio y hasta el monumento a Lincoln.

En cuanto Obama terminó el juramento, que hizo bajo su nombre completo de "Barack Hussein Obama", Roberts le estrechó la mano y pronunció un simbólico: "Felicidades, señor presidente". La multitud estalló entonces de júbilo gritando, agitando banderas y arrojando objetos al aire mientras sonaban salvas en honor del nuevo hombre más poderoso del mundo.

Obama, habitualmente muy sonriente y distendido, estuvo serio y quieto desde que entró en el palco de autoridades, e incluso cerró los ojos para meditar mientras el pastor Rick Warren pronunciaba la invocación con la que comenzó la ceremonia.

Los nervios lo traicionaron también mientras pronunciaba el juramento, y tuvo que pedir a Roberts que le repitiese la frase que debía pronunciar. Lo hizo con media sonrisa y un leve movimiento de ojos.

4 años de duro trabajo

Obama Inauguration

Regresar a las raíces.

Con su asunción Obama comienza un mandato de cuatro años, que podrá ser constitucionalmente renovado por otros cuatro años si gana las elecciones previstas para noviembre de 2012.

En su esperado discurso, Obama reconoció que ante sí se abre un mandato repleto de desafíos y problemas, entre los que mencionó las guerras de Irak y Afganistán, la crisis económica, la precaria sanidad, el fracaso escolar y las amenazas contra el medioambiente. "Allá donde miremos, hay trabajo por hacer", afirmó.

Pero al mismo tiempo, envió un mensaje de optimismo. "Hoy les digo que los desafíos que enfrentamos son reales. Son serios y hay muchos. No serán enfrentados fácilmente o en un corto período de tiempo. Pero sepan esto, Estados Unidos: Serán enfrentados", sentenció.

"Todo esto lo podemos hacer. Y todo esto lo haremos", sentenció, porque su elección supone que los estadounidenses escogieron "la esperanza sobre el miedo, la unidad de propósito sobre el conflicto y la discordia".

Una de las primeras cosas que hará, según prometió en su alocución, será "empezar a dejar responsablemente Irak a su gente, y forjar una paz duramente lograda en Afganistán".

Respeto mutuo en el mundo

Obama Amtseinführung Michelle und Barack Obama auf dem Weg in die Kirche

El presidente de Estados Unidos, Barack Hussein Obama y su mujer Michelle.

El nuevo presidente estadounidense lanzó específicamente un llamamiento al "mundo musulmán" para "buscar un camino hacia adelante basado en un interés mutuo y un respeto mutuo", prometió ayudar a los "pueblos de naciones pobres" y reclamó a las naciones "que viven en relativa abundancia", como Estados Unidos, que contribuyan a mejorar el mundo.

Obama concluyó su discurso con un llamamiento a la posteridad: "Con esperanza y virtud, afrontemos una vez más la corriente helada, y soportemos cuantas tormentas vengan. Que los hijos de nuestros hijos digan que cuando fuimos puestos a prueba rechazamos permitir que este viaje terminase, que no nos dimos la vuelta ni fallamos. Y que con los ojos fijados en el horizonte y con la gracia de Dios sobre nosotros, llevamos hacia delante ese gran regalo de libertad y lo entregamos a salvo a las generaciones futuras".

DW recomienda