1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Bancos alemanes se rehúsan a aceptar ayuda de rescate estatal

Después de que el gabinete de Angela Merkel trabajara día y noche para armar un paquete multimillonario de ayuda financiera urgente para bancos e instituciones hipotecarias en problemas, éstos se abstienen de aceptarla.

default

Landesbank BayernLB, de Múnich, el primero en aceptar ayuda.

Imagínese que haya guerra y nadie quiera ir a pelear. Este viejo lema parece traducirse en la actitud de los bancos alemanes afectados por la crisis financiera actual. Aparte de tres institutos, la renuencia a aceptar ahora la ayuda clamada es tal que el mismo ministro germano de Finanzas, Peer Steinbrück, les está, prácticamente, rogando que acepten el capital estatal que, en definitiva, proviene de los contribuyentes.

Así es como Berlín tiene 500 mil millones de euros listos para dárselos a los bancos que lo requieran y ahora sucede que los institutos financieros no quieren o no se atreven a aceptar dinero. Entre otras cosas, porque temen que al aceptar dinero del Estado, se hace público que la crisis hipotecaria y las caídas bursátiles los han golpeado mucho más de lo que quieren reconocer. Y reconocerlo en público significaría que los clientes pierdan su confianza y saquen su dinero de allí. La imagen está en juego y con ella la credibilidad.

¿Temor a reducción de millonarios salarios?

“Sería irresponsable de parte de los banqueros que por falsas convicciones de prestigio no acepten el paracaídas estatal y ocasionen la quiebra de sus instituciones causando un daño incalculable”, dijo el socialdemócrata Steinbrück al diario dominical Bild am Sonntag. Según el ministro, el miedo a aceptar las condiciones que impone el gobierno de coalición de Merkel para entregar la ayuda tampoco pueden ser razones valederas para resistirse.

Entre las condiciones estipuladas en el paquete de ayuda financiera oficial a la banca está el límite de los salarios de los gerentes bancarios que no podrá sobrepasar el medio millón de euros anuales. Tal vez la comparación con los casi 180.000 euros que, como máximo, podría estar recibiendo la canciller alemana permita ver mejor las relaciones con los sueldos del sector privado, por no mencionar la rama especuladora en las bolsas.

Sector bancario no quiere asumir responsabilidades

No hay noticia de que antes se hubiera presentado

Deutschland Finanzkrise Rettungspaket Koalition Per Steinbrück

Peer Steinbrück, ministro germano de Finanzas.

un hecho similar, por lo que al ministro Steinbrück la conducta de los banqueros alemanes le parece sencillamente “increíble”. Steinbrück se mostró a punto de creer que la “clase bancaria alemana carece de cualquier disposición a asumir responsabilidades”.

Pero la crítica no solo llueve de Berlín, también el jefe de la fracción parlamentaria de Los Verdes, Fritz Kuhn, y el presidente del instituto de estudios económicos Ifo, con sede en Múnich, Hans-Werner Sinn, han expresado su sorpresa y rechazo a las jugadas tácticas de los gerentes bancarios alemanes.

Hasta ahora, son tres los bancos que han aceptado acogerse al plan de rescate estatal: Bayern LB, de Baviera; WestLB, de Renania del Norte-Westfalia y HSH Nordbank, de Hamburgo y Schleswig-Holstein.

Consecuencias de una bancarrota

O los gerentes están muy seguros de que no van a ocasionar una ola de bancarrotas o hacen gala de un grado inaudito de irresponsabilidad. La quiebra de un banco significaría perdidas enormes para los clientes comunes y corrientes, los ahorradores y accionistas, los contribuyentes y el Estado. A ello se suman las pérdidas para las arcas de los respectivos municipios y las oficinas de ayuda social que tendrían que salir a paliar las consecuencias de más desempleados que no producen y, por lo tanto, no pueden pagar impuestos.

DW recomienda