Banco de España: el ajuste es más pronunciado de lo esperado | Europa | DW | 17.06.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Banco de España: el ajuste es más pronunciado de lo esperado

El Banco de España dijo hoy que la intensidad del ajuste económico "está siendo más pronunciado de lo inicialmente esperado" y recomendó moderación salarial para contener las presiones inflacionarias.

Al difundir su informe anual sobre la economía española, el instituto emisor que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez dijo que la situación actual tiene poco que ver con la bonanza de hace 12 meses, cuando comenzó a fraguarse la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos.

La economía española, que cerró 2007 con un crecimiento del 3,8 por ciento, se ha ido desacelerando en los últimos meses hasta llegar al 2,7 por ciento a fines de marzo pasado.

Tal reducción, según el Banco, pone de relieve que "la intensidad del ajuste está siendo más pronunciada de lo inicialmente esperado".

El Banco de España atribuye la crisis internacional a tres factores: el encarecimiento del petróleo y de los alimentos, el frenazo de la economía de Estados Unidos y las turbulencias de los mercados financieros internacionales.

La situación se ha complicado para España por la "intensidad y la prolongación" del "boom" inmobiliario, que "ha llevado al número de viviendas en construcción y los incrementos de sus precios a unas cotas que hacían inevitable y necesario un cierto ajuste".

Entre las medidas para hacer frente a la coyuntura, el gobernador Fernández Ordóñez sugiere la necesidad de reformar "pronto" el sistema de pensiones para garantizar la salubridad de las finanzas públicas y mantener la moderación salarial para atajar la espiral inflacionaria que amenaza con reducir el consumo y lastrar el crecimiento del PIB.

En relación a la inflación, el Banco de España prevé que la tasa del índice de precios al consumidor aumentará de forma elevada este año, por lo que sugiere mantener la moderación salarial y los márgenes empresariales para preservar la competitividad de la economía y limitar el alcance de su desaceleración.

Según Fernández Ordóñez, aumentar los salarios no es una buena solución para hacer frente a la inflación, actualmente sobre el 4 por ciento, ya que sería peor el remedio que la enfermedad. (dpa)