1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Banco Central Europeo no cambiaría tasas de interés hasta 2008

Las claras señales de un alza en las presiones de precios asegurarían que el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, mantenga su retórica contra la inflación. Sin embargo, Trichet equilibraría su mensaje con menciones a la desaceleración del crecimiento y a la incertidumbre respecto del impacto económico de los problemas crediticios. Los mercados de futuro esperan de cara al encuentro de política monetaria de este jueves que el BCE deje la tasa de referencia estable en un 4 por ciento y que la mantenga así por varios meses más.

"Creo que en la conferencia de prensa (Trichet) dará la impresión de que intentarán aumentar las tasas cuando las condiciones de crecimiento subyacentes lo permitan", dijo John Wraith de RBS Global Banking. La decisión del BCE será anunciada el jueves a las 1245 GMT y la conferencia de prensa de Trichet comenzará a las 1330 GMT.

Con el euro en niveles récord por encima de 1,45 dólares y nadie todavía seguro sobre cómo los problemas en el mercado de crédito afectarán a la economía real, el BCE se inclinaría por no realizar cambios por un tiempo y dejar que el mercado interbancario lleve adelante un endurecimiento por su propia cuenta.

"Hablaron acerca de un alza y en un mundo ideal les gustaría implementar un incremento, pero políticamente es difícil con el par euro/dólar en nuevos máximos", dijo un operador en

Holanda. "No hay información que los presione a hacer eso, por lo que no lo harán", añadió. Algunos funcionarios del BCE mencionarán la publicación de un dato de inflación preliminar para octubre sorprendentemente alto y advertirán sobre el riesgo que acarrea el alza del petróleo a casi 100 dólares el barril.

Pero las débiles lecturas de los índices de gerentes de compra de la zona euro, la caída de las exportaciones que generaría el euro en niveles récord, y el impacto negativo sobre los consumidores y la inversión de las empresas como resultado de los problemas en el crédito, podrían afectar el crecimiento el próximo año. "La actividad se deteriorará el próximo año y llegado el momento la próxima decisión (en las tasas) será a la baja, pero todavía tenemos que llegar al punto cuando ellos (los funcionarios del BCE) consideren que dejaron de ser apropiadas nuevas alzas," dijo John Wraith de RBS. Agencias