1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ban Ki-moon ordena que la misión de la ONU siga en Kosovo

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ordenó que la misión de la Unión Europea para el mantenimiento del orden público en Kosovo (EULEX) actúe "bajo el paraguas de la ONU", en lugar de asumir todas las competencias de la misión de Naciones Unidas en la ex provincia serbia (UNMIK).

Así se lo comunicó el jefe de la UNIMIK, Joachim Rücker, al presidente de Kosovo, Fatmir Sejdiu, en Pristina. El plan del enviado especial de la ONU para Kosovo, Martti Ahtisaari, establecía que las competencias de la UNMIK fueran transferidas a la EULEX cuando la Constitución del nuevo Estado europeo entre en vigor, dentro de tres días.

De este modo, la Constitución deberá ser modificada para que los representantes de la UNMIK puedan permanecer en Kosovo. La ex provincia serbia, poblada mayoritariamente por albaneses, proclamó su independencia el pasado 17 de febrero de forma unilateral.

La orden de Ban supone "un retroceso de más de seis años", dijo un empleado de la ONU en Pristina. La UNIMIK liderará la policía, los controles de fronteras y aduanas en el norte de Kosovo, de mayoría serbia.

Rusia, que bloqueó una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la independencia de Kosovo, a la que se opone, se manifestó hoy en contra de una posible modificación de la administración de la ONU en Kosovo y exigió la destitución de Rücker, informa la agencia RIA Novosti. Sólo el Consejo de Seguridad puede modificar el mandato de las misiones internacionales en Kosovo, añadió el Ministerio del Exterior ruso.

Entre tanto, en Bruselas, Turquía bloqueó un plan de operaciones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para Kosovo debido a la disputa por el estatus de Chipre. No obstante, la alianza atlántica amplió la misión militar KFOR en Kosovo a hasta 2.500 soldados y asumió la formación del nuevo Ejército kosovar, tarea en la que no participará España, según fuentes diplomáticas.