1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Balance de Olimpiada Pekín 2008: entre admiración y críticas

Esta Olimpiada pasa a la historia definida como "excepcional". La clausura en el "Nido de pájaro" estuvo plena de fluorescencia y rock. Pekín le trajo medallas a atletas, dinero al COI y mejor aire a los pekineses.

default

Cien mil voluntarios también hicieron posible el éxito de Pekín 2008.

"A través de estos Juegos el mundo aprendió más de China y China aprendió más del mundo", dijo el presidente del COI (Comité Olímpico Internacional), Jacques Rogge. La ceremonia de clausura, celebrada bajo un intenso calor en la capital china, mezcló los tambores chinos con la entrada de un autobús rojo típicamente inglés y paraguas para dar la bienvenida a Londres 2012.

Por su parte, el presidente del comité organizador, Liu Qi, jefe del Partido Comunista, pronunció una frase de fuerte contenido político: "Los Juegos de Pekín son un testimonio del hecho de que el mundo recuperó su confianza en China".

La Comisión de la Unión Europea aprovechó la clausura de los Juegos Olímpicos de Pekín para felicitar a los deportistas europeos que participaron en el evento.

Críticas de gremio alemán de periodistas

Tras el cierre de la Olimpiada, la Federación Alemana de Periodistas (DJV), criticó nuevamente las limitaciones a la libertad de expresión. "Fueron los Juegos Olímpicos de la falta de libertad y de la censura", comunicó el presidente de la entidad, Michael Konken. Pese a las garantías prometidas por las autoridades chinas, las posibilidades de trabajo de los 25.000 periodistas internacionales se vieron restringidas una y otra vez, afirmó.

"En China no fue posible informar de manera crítica, libre y sin restricciones", concluyó Konken que también responsabilizó al Comité Olímpico Internacional, para el cual, dijo, el ejercicio de la profesión de los periodistas fue un detalle marginal.

Críticas de Estados Unidos, otro violador de los Derechos Humanos

Estados Unidos hizo también duras criticas a China y exigió la "liberación inmediata" de ocho activistas pro Tíbet de nacionalidad estadounidense, a quienes la policía china sentenció a 10 días de prisión en Pekín.

"Alentamos al gobierno de China a demostrar su respeto por los derechos humanos, lo que incluye la libertad de expresión y la libertad religiosa para toda la gente durante los Juegos Olímpicos y después de que hayan terminado", dijo Stevenson. "Estos derechos están garantizados en la propia Constitución de China y en los acuerdos internacionales sobre derechos humanos que los chinos han suscripto", agregó.

Alemania gestiona liberación, pero no expresa críticas contra China

El gobierno alemán, por su parte, anunció que haría gestiones en favor del ciudadano alemán de origen tibetano Florian Norbu Gyanatshang preso. La embajada alemana en Pekín no tuvo sin embargo, en contraste con su par estadounidense, palabras críticas para los procedimientos chinos.

El informático alemán preso, oriundo de Stuttgart, fue detenido la noche del jueves tras desplegar una bandera tibetana ante las instalaciones olímpicas y levantar el puño en señal de protesta. Mis hermanos y hermanas tibetanas sufren encierros, torturas, e incluso los matan. ¿Cómo puedo mantenerme al margen en un momento tan crítico?", explica en inglés el tibetano-alemán en uno de los videos grabados antes de la protesta. Funcionarios consulares estadounidenses y alemanes visitaron a los ocho detenidos estadounidenses, entre los que no hubo quejas por maltratos.

“Nunca antes el aire de Pekín fue más claro”: ¿Cierto?

La limpieza del cielo sobre Pekín se convirtió en “asunto de Estado”. El Gobierno chino quería evitar, a toda costa, que los Juegos se convirtieran en “la Olimpiada del Smog”. Científicos alemanes ratifican que, en efecto, la contaminación del aire de Pekín se redujo entre un 30 y 50% durante los 16 días de la Olimpiada, aunque advierten que los que las autoridades chinas consideran “buena calidad del aire, en Europa se llama smog”.

“El índice chino de mediciones de la contaminación ambiental se basa en escala aplicada en países en desarrollo”, recuerda Andreas Wahner, director del Instituto de Investigaciones de la Tropoesfera, con sede en Jülich, en el oeste alemán. El aire más puro que hubo durante algunos días, se debió, sobre todo, a las fuertes lluvias que refrescaron a la capital china, casi convertida en un horno para los atletas.

Pero los países industrializados deberían ser autocríticos cuando de pureza del aire se trata, advierte Wahner, ya que “hace apenas diez años, la calidad del aire de la Cuenca del Ruhr, en Alemania, era comparable con la del Pekín de hoy”.

Metal para los atletas, dinero contante y sonante para organizadores

Se calcula que el Comité Olímpico Internacional (COI) ganará 3.800 millones de dólares sólo por la venta de derechos de televisión. Para la población mundial eso implica que prácticamente en la televisión no haya zonas libres de Juegos. Desde Pekín se emitieron unas 5.000 horas, tiempo que triplica el de Atenas 2004.

Para el COI, los Juegos de Pekín son un éxito completo, porque se puso al alcance del mercado mundial olímpico a un cuarto de la población mundial. El COI, sin embargo, se queda sólo con el ocho por ciento del producto de las ventas, que en vista de las multimillonarias sumas significa un crecimiento de los ingresos muy considerable. La mitad de los ingresos cae en manos del comité organizador (BOCOG), el resto se distribuye entre el Comité Olímpico Chino y las federaciones internacionales de cada deporte.

Y a pesar de las noticias que aparecen en Europa y Estados Unidos sobre las insuficientes reacciones del COI ante violaciones de los Derechos Humanos, la censura y la contaminación ambiental, la cúpula de la organización olímpica no teme daños para su imagen.

La portavoz del COI, la británica Giselle Davies, señala los resultados de las encuestas de opinión y de mercado que el mismo organismo encargó: "Los datos son muy positivos y prueban que los

Juegos en Pekín han sido un gran éxito".

DW recomienda