1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

“Bajar los intereses es lo acertado”

Para paliar la crisis, varios bancos centrales bajaron los tipos de interés. Expertos alemanes consideran acertada la medida; la inmediata aunque leve recuperación de los índices económicos lo ratifica.

default

¿Recuperación del DAX es señal de luz al final del túnel?

Seis bancos centrales, entre ellos el Banco Central Europeo, han bajado los tipos de interés como medida para paliar la crisis. El índice alemán Dax se recuperó, al día siguiente, en 550 puntos.

Cuando en marzo, políticos alemanes y europeas aseguraban que la crisis financiera no iba a afectar a la robusta economía del Viejo Continente, el presidente del Instituto de Investigación Económica, Hans Werner Sinn, advertía de un posible resquebrajamiento de la coyuntura. La probabilidad de contagio era grande, aseveraba Sinn.

Un ministro exige transparencia

El panorama pintado por el experto alemán ha llegado; y la política se enfrenta a la crisis. El ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrück, ha propuesto reglas internacionales para asegurar la transparencia, márgenes asegurados de liquidez, mayores garantías, mayor cooperación entre los institutos financieros internacionales. Si bien llegan algo tarde, las propuestas, según aseveró Sinn ante la emisora alemana Deutschlandfunk, son correctas pues están encaminadas a crear, a largo plazo, un sistema financiero bastante más estable que el actual. El tener que inyectar dinero en el sistema bancario es la prueba de su inestabilidad.

¿Acertado bajar tipos de interés?

Por otro lado, seis bancos centrales anunciaron una baja de intereses para paliar la crisis. Tanto el director del Instituto de Investigación Económica como Rolf Peffekoven, experto en Finanzas que perteneció al círculo de sabios asesores del Gobierno alemán, catalogan de acertada esta medida.

“Seguro que fue una medida que aporta a la confianza; eso es lo que necesitamos en este momento. Los problemas que tenemos surgen, principalmente, de que los bancos no confían los unos en los otros, que no se conceden líneas de créditos. Todo esto lleva se refleja posiblemente en la economía real y, en esa medida, me parece que esta medida es acertada”, aseveró Peffekoven a la emisora Bayerischer Rundfunk.

Sinn, por su parte, si bien resaltó lo acertado de la medida, puntualizó que no es suficiente. “No se trata sólo de la iliquidez, sino que tenemos pérdida de capital por la desvalorización de los activos de los bancos. Ahí hay que intervenir, así como ha sucedido en Estados Unidos con su programa de 700 mil millones de dólares”, explica Sinn. Después del 11 de septiembre también se tomó esa medida para reactivar la coyuntura. Esta vez, sin embargo, la crisis es más compleja y más grave.

El miedo es un factor muy importante

Que los mercados alemanes y estadounidenses no reaccionaran positivamente a la acción mancomunada de los bancos centrales, Peffekoven lo explica con los diversos factores anímicos que influyen en la situación. El miedo a una recesión mundial que no sólo afectaría a las acciones de los institutos financieros sino también a las de las empresas productoras es, según el experto, decisivo. “Pero la Bolsa Japonesa demuestra que, también en este aspecto, se espera un cambio”, recalca.

DW recomienda