1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

“Bad Banks”, “good banks”

El Gobierno aprobó un proyecto de ley sobre “bancos malos”. En ellos se concentrarán valores “tóxicos”, para liberar al sistema financiero de esa carga y dar nuevos impulsos a la concesión de créditos.

default

En el proyecto de ley, presentado por el ministro de Hacienda, el socialdemócrata Peer Steinbrück el miércoles (13.05.2009), se prevé la creación de instituciones con el solo fin de concentrar en ellas los valores invendibles e incobrables que actualmente representan una pesada carga para los bancos comerciales.

La gran mayoría de esos “valores tóxicos” son los coletazos de la gran crisis en el sistema de préstamos hipotecarios que detonó en Estados Unidos hace dos años. Muchos bancos alemanes habían comprado “paquetes” de créditos hipotecarios que de la noche a la mañana se transformaron en incobrables.

Steinbrück.jpg

Peer Steinbrück

Al transferir a las nuevas instituciones esos valores, los bancos comerciales evitan tener que darlos de baja en sus balances, lo que los haría escorar peligrosamente. Como contrapartida, los bancos reciben bonos especiales del Estado, cuyo valor debe ser reducido en los balances cada trimestre, es decir, no todo de un golpe. Ello estira el pago en el tiempo, haciéndola más fácilmente digerible para los bancos comerciales.

Por esa ayuda estatal, los bancos comerciales pagarán aranceles. Además deberán participar en las pérdidas que originen a largo plazo los valores, dado que si bien actualmente son incobrables, no se descarta que en algún momento se pueda recuperar por lo menos parte de ese dinero.

Menor carga para los contribuyentes

Para recargar menos a los contribuyentes, Peer Steinbrück hizo incluso cambios en un primer proyecto de ley elaborado hace unos meses. En los nuevos planes se prevén menores costos para el Estado. En la actual versión, las pérdidas originadas por los “valores tóxicos” deberán ser sufragadas sobre todo por los accionistas de los bancos privados, que recibirán menos dividendos.

El volumen de los valores de difícil cobro actualmente en los balances de los bancos se estima en más de 200.000 millones de euros. El proyecto de ley pasará ahora al Bundestag (Parlamento Federal) y al Bundesrat (Consejo Federal) para su estudio. Se descuenta que será aprobado en ambas cámaras. Este proyecto de ley está pensado en primer lugar para bancos privados.

Solución también para bancos estatales

Paralelamente, el Gobierno negocia también con los Estados federados una solución para los bancos regionales propiedad de cada uno los Estados que también tienen “malos valores” en sus balances. En el caso de estos “Landesbanken”, la Federación propone una solución más generosa, asumiendo una parte mayor de las pérdidas. Como contraprestación, el Gobierno federal espera de los Estados un reordenamiento de esos bancos regionales, para hacerlos menos propensos a caer en crisis como la actual.

La creación de “bancos malos” está considerada en Alemania un gran paso adelante para que puedan volver a fluir créditos, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas. Pues si bien los grandes grupos económicos no tienen mayormente problemas para acceder a éstos, las PYMES continúan sufriendo bajo la escasez de crédito.

Autor: Pablo Kummetz

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda