Bachelet impulsará una nueva Constitución en Chile | América Latina | DW | 03.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Bachelet impulsará una nueva Constitución en Chile

Con el fin de "generar mejores climas de convivencia", la mandataria quiere lograr consenso para impulsar una Carta Magna que sustituya a la actual, herencia de la dictadura militar.

Michelle Bachelet confirmó hoy (02.12.2014) que impulsará la aprobación de una nueva Carta Magna para establecer el nuevo marco constitucional que regirá a Chile los próximos años. "Va a haber un proceso participativo, legítimo e institucional, donde los temas de fondo son cuál es el tipo de país en el cual queremos vivir, cuál es la sociedad en que queremos vivir los próximos 50 años", dijo Bachelet, que se encuentra de gira por el sur del país.

La mandataria, tras defender la necesidad de cambiar la Constitución aprobada durante la dictadura militar (1973-1990), sostuvo que uno de los desafíos del país es ser capaz "de generar mejores climas de convivencia". Las palabras de Bachelet, quien llegó al poder en marzo con una agenda de reformas tributaria, educacional y constitucional, fueron respaldadas por el oficialismo, una alianza que une desde democristianos hasta comunistas.

"Podemos llegar a un acuerdo, tenemos que tener un acuerdo y ese acuerdo forjado en una sede institucional, que debe ser el Parlamento, y se tiene que plebiscitar", dijo el presidente de la Democracia Cristiana, el senador Ignacio Walker. "Por nuestra parte, trabajaremos para avanzar con eficacia y prontitud", afirmó el líder de los comunistas, el diputado Guillermo Teillier.

"Una nueva Constitución no es un juego"

En la oposición de derecha, minoría en ambas cámaras del Congreso, las voces fueron más críticas. "Hay luces de alarma respecto de lo que se viene, luces de preocupación en torno de algo que debería ser de la mayor certeza, una nueva Constitución no es un juego", reclamó el presidente de Renovación Nacional, el diputado Cristián Monckeberg.

Según sondeos de diverso signo, más de un 70 por ciento de los chilenos desea modificar la Constitución, que, para amplios sectores, privilegia el derecho de propiedad sobre los derechos sociales, entre otros temas. La Constitución redactada en dictadura estableció además una serie de normas sobre participación política y el papel del Estado en la sociedad, a los que son contrarios amplios sectores.

MS (dpa/efe)