1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Bachelet arrasó en primarias y avizora su retorno al poder

La líder socialista Michelle Bachelet impuso su candidatura presidencial en las elecciones primarias de la oposición en Chile, con un apoyo de más del 73 por ciento.

"Estas han sido unas primarias inéditas e impresionantes (...) Seguiremos luchando hasta el 17 de noviembre (fecha de los comicios presidenciales) para llegar a La Moneda en 2014", dijo Bachelet en una primera alocución.

La ex mandataria, quien abandonó el poder en 2010 con un respaldo del 80 por ciento, superó por el doble la votación conjunta del oficialismo, donde finalmente el ex ministro Pablo Longueira impuso su nominación ante Andrés Allamand por unos quince mil votos.

"El liderazgo de Bachelet es transversal", admitió el derrotado aspirante demócrata cristiano, Claudio Orrego, tercero en las primarias opositoras, donde llegó segundo el independiente Andrés Velasco y cuarto el radical José Antonio Gómez.

“Nada es imposible”

La oposición en su conjunto casi triplicó el número de electores convocados por los partidos de gobierno, la Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional, la colectividad del presidente Sebastián Piñera y el derrotado candidato Allamand.

Los resultados constituyeron un triunfo inobjetable para la ex presidenta Bachelet (2006-2010), quien sumó más sufragios que todos los aspirantes de oposición y gobierno unidos. Los resultados fueron además un fracaso para el oficialismo que esperaba llevar a sus primarias la misma cantidad de electores que la oposición.

"A partir de mañana iniciamos una nueva elección en Chile, nada es imposible", dijo Longueira al conocer su victoria en el oficialismo. "Lo mejor para Chile es la continuidad de nuestro gobierno", agregó. Bachelet deberá ahora ratificar su liderazgo en las elecciones presidenciales de noviembre, donde también compiten candidatos de partidos menores que decidieron no hacer primarias, las que son voluntarias pero vinculantes en Chile.

El presidente Piñera, con un apoyo en encuestas en torno a 35 por ciento, vio perder así a su bloque en número de electores y al candidato de su partido, derrotas que evocan el fracaso en las elecciones municipales de 2012. Las elecciones presidenciales coincidirán con los comicios legislativos en que será renovada la totalidad de la Cámara Baja y la mitad del Senado. En total, fueron habilitadas 13.541 mesas y se estima que votó un 20 por ciento de la población, con unos tres millones de votos emitidos.

CP (dpa, rtr, La Tercera)