1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Bañistas en Europa pueden chapotear sin contagiarse

Para el comienzo de la temporada de playa, la Agencia Europea de Medio Ambiente publica su informe acerca de la calidad de las aguas. Según éste, los bañistas, mayormente, pueden nadar sin peligro de contagio.

Bulgarien: Baltschik - Strand am Schwarzen Meer Blick auf den Strand von Baltschik in Bulgarien. Direkt am Strand liegt die Residenz der einstigen Königin Marija mit ihrem runden Minarett. Baltschik liegt am Schwarzen Meer und ist ein beliebter Ferienort. (Undatierte Aufnahme)

Las aguas del mar Negro están entre las más limpias de Europa

Los bañistas europeos pueden comenzar con tranquilidad su verano: el informe anual de la Agencia Europea de Medio Ambiente presentado en Bruselas acredita que a nivel de todos los Estados miembro de la Unión Europea, la calidad de las aguas de las zonas registradas como playas a orillas de mares, ríos y lagos ha mejorado. Según afirma el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, la mejor calidad se registra en el Mediterráneo; Chipre y Grecia encabezan la lista de los 27 países de la Unión Europea.

Aunque el análisis de las 21.400 playas de Europa se refiere a 2008, los resultados muestran la tendencia para este año. Dos tercios de los sitios estudiados están en la costa; el resto en ríos y lagos. Los test de calidad miden bacterias, restos de aceites minerales y de químicos y sustancias tóxicas.

Mínimos indispensable o niveles de excelencia

La calidad mínima fijada es alcanzada por el 96 por ciento de las aguas costeras de la UE y el 92 por ciento de las aguas interiores. El Atlántico está especialmente limpio en Francia; algunas zonas españolas y las costas del mar Negro en Rumanía son limpísimas. Ese nivel de excelencia lo logran en cambio sólo 75,6 de las zonas alemanas analizadas; en el caso de Bélgica, si bien sus 40 playas han cumplido con los mínimos, sólo el 15 por ciento ha alcanzado el nivel máximo de calidad. Lituania y Estonia ostentan los mejores valores en el Báltico.

Polonia está entre los que tienen mayores problemas tanto en costas como en aguas interiores. En Italia se cerraron 300 zonas de baño en lagos y ríos por la mala calidad del agua: entre Sicilia y la Toscana el 93 por ciento de las costas cumplieron con los requisitos, pero sólo dos de cada tres zonas de baño interiores.

Mejoría evidente

La agencia subraya que la calidad ha mejorado mucho desde 1990, cuando cumplían los criterios sólo el 80 por ciento de las playas. En lo que respecta a ríos y lagos, en 1990 sólo una de cada dos zonas lo hacía, la diferencia con el 92 por ciento del año pasado es motivo de satisfacción.

Este estudio de las aguas se realiza desde 1976 y se lleva a cabo al final de la temporada de playa según criterios microbiológicos y químicos. Aunque los parámetros según los que se analizan las aguas se reducirán –según la nueva ley de 2006- de 19 a 2, los especialistas de la Agencia Europea de Medio Ambiente aseveran que éstos son más estrictos que los anteriores y que con ellos el peligro de contagio para los bañistas se reduce en un tercio.

La regulación europea estipula niveles mínimos para acreditar una zona como apta para el baño y propone a la vez niveles de excelencia. Exige también de los Estados miembro que se informe al ciudadano acerca del estado de las aguas en las que se va a bañar. Otro de los criterios para acreditar la calidad de las aguas es la activa cooperación de las entidades nacionales en el control y eliminación de impurezas.

Alemania y España

En 25 de las 2.200 playas analizadas en Alemania se encontraron demasiadas bacterias e.coli, lo que ha llevado a su descalificación. Por lo demás, el 99 por ciento de las playas alemanas en el Mar del Norte y en el Báltico cumplieron con los mínimos establecidos; el año pasado fueron 94. En cuanto a ríos y lagos, este año, el porcentaje de zonas acreditadas subió de 92 a 98.

Según el informe, el 99,4 por ciento de las playas españolas respetan los criterios comunitarios de calidad (un 0,3 por ciento más que en 2007), aunque cuatro playas de Canarias y Baleares han sido cerradas por no reunir los criterios. También los ríos y lagos españoles mejoraron: 93,7 de las playas interiorescumplieron con los requisitos, esto representa una mejoría del 6,2 por ciento con respecto al año anterior.

"Me alegro de ver que la calidad de agua mejoró en todas partes de la Unión", aseveró el comisario Dimas, pues "las aguas de baño limpias son esenciales para el bienestar de los ciudadanos europeos y el medio ambiente". Sin embargo, advirtió de “no relajarse, pues hay que mantener y mejorar la calidad”.

Autor: MB/dpa/bmu/eea/ap
Editora: Claudia Herrera

DW recomienda