1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bélgica y los Países Bajos modificarán sus fronteras

Bélgica y Los Países Bajos modificarán este año sus límites fronterizos para resolver años de complicaciones jurisdiccionales debido al cambio del curso del río Mosa, que tradicionalmente ha marcado la separación entre los dos países. La modificación afecta a unas tierras deshabitadas en la frontera entre ambos Estados, situadas en el paso del río Mosa por la localidad belga de Visé, y llevará a Bélgica a ceder una península de 14 hectáreas –unos 15 campos de fútbol– a los Países Bajos y a recibir a cambio una parcela de cuatro hectáreas del territorio neerlandés. El motivo principal de este intercambio es el quebradero de cabezas jurisdiccional que suponía la península, perteneciente a Bélgica, pero unida únicamente a territorio neerlandés y a la que las autoridades belgas sólo podían acceder por vía marítima. El curso del Mosa, que se utilizó para fijar la frontera en el siglo XIX, fue modificado entre las décadas de los sesenta y ochenta por unas obras, lo que provocó que la península que forma los meandros del río cambiase de país. Cuando se establecieron las fronteras entre ambos países en 1843, esta zona estaba unida al territorio belga, pero el cambio del curso del río Mosa ha provocado que con el paso del tiempo se llegue a la situación actual, según el diario Le Soir. El debate sobre la idoneidad de transferir esta área apareció hace tres años, cuando se encontró un cuerpo decapitado en la zona, según el diario La Libre Belgique. (EFE)