1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bélgica sigue buscando al tercer terrorista del aeropuerto

Baja a 32 cifra de víctimas del doble atentado del 22-M, mientras Bélgica aún busca al "terrorista del sombrero" del aeropuerto de Bruselas, que permanece cerrado, y el Parlamento debate nuevas medidas de seguridad.

El hombre más buscado tras los atentados del 22-M aparece junto a los dos suicidas del aeropuerto, Ibrahim El Bakraoui y Najim Laachraoui.

El hombre más buscado tras los atentados del 22-M aparece junto a los dos suicidas del aeropuerto, Ibrahim El Bakraoui y Najim Laachraoui.

El gabinete de la ministra belga de Asuntos Sociales y Salud Pública, Maggie De Block informó este martes (29.03.2016) que todas las víctimas mortales del doble atentado del pasado 22 de marzo (o 22-M) en Bruselas han sido identificadas y que, tras una "revisión profunda" de las listas de fallecidos, la cifra "baja a 32" (más tres terroristas suicidas y más de 300 heridos).

La información fue confirmada por la portavoz de la Fiscalía de Bruselas, Ine Van Wymersch, durante una conferencia de prensa. Entretanto, Bélgica continúa la búsqueda del tercer terrorista del aeropuerto de Bruselas, el "hombre del sombrero", después de que la Fiscalía federal sufriera su primer gran revés en la investigación al tener que dejar en libertad por falta de pruebas al principal sospechoso, Fayçal Cheffou.

Sin pruebas

Cheffou había sido inculpado el sábado por liderar presuntamente actividades de un grupo terrorista, inculpación, no obstante, que se basaba fundamentalmente en la declaración del taxista que había llevado a los tres terroristas al aeropuerto el 22-M. El abogado de Cheffou, Olivier Martins, explicó hoy que su cliente había aportado una coartada al asegurar que había recibido y realizado llamadas desde su vivienda a la misma hora de los ataques.

Una vez que el juez de instrucción comprobó el registro telefónico y la veracidad del testimonio de Cheffou ordenó su puesta en libertad. Mientras, el hombre más buscado tras los atentados del 22-M y del que la Policía difundió el lunes un video, aparece junto a los dos suicidas del aeropuerto, Ibrahim El Bakraoui y Najim Laachraoui.

La Policía federal ha recibido hasta el momento 51 avisos de ciudadanos acerca de este individuo, pero aún no ha sido identificado, según informa la Agencia Belga. Las pruebas de ADN no permitieron constatar la presencia de Cheffou en el lugar de los hechos, ni por tanto establecer el vínculo entre este individuo y el terrorista que vestía abrigo claro, sombrero negro y gafas en las imágenes.

Cheffou, que trabajaba como periodista independiente en Bruselas, se declara "totalmente inocente", así como contrario al grupo terrorista Estado Islámico (EI), y niega tener ningún vínculo con los terroristas implicados en los atentados, asegura su abogado defensor, quien ya lo había representado ante la justicia en el pasado por hechos que asegura que fueron "menores", según la Agencia Belga.

El letrado aclara que Cheffou pasó cerca de la estación de metro de Maelbeek, en el barrio de las instituciones europeas de Bruselas, poco después de que uno de los terroristas se suicidase, pero esto se debió a que vive cerca. Cheffou también niega haber reclutado jóvenes para la causa yihadista en el parque Maximilien de Bruselas, transformado en campamento de refugiados, y al que el alcalde de la ciudad le prohibió la entrada el pasado septiembre.

El aeropuerto de Bruselas contnúa cerrado.

El aeropuerto de Bruselas contnúa cerrado.

Inculpados

Tras su puesta en libertad, solo está inculpada una persona directamente vinculada con los atentados de Bruselas, Aboubakar A., sobre quien también pesan cargos por supuesto liderazgo de las actividades de grupo terrorista.

Otras tres personas han sido inculpadas, aunque sin precisar si están relacionadas con los atentados de Bruselas, la preparación de un ataque en la periferia de París la semana pasada o el 13 de noviembre (13-N) en la capital gala: se trata de Yassine A., Mohamed B. y Aboubaker O., tres de las cuatro personas en prisión preventiva desde los 13 registros efectuados el pasado domingo en la provincia de Amberes y en la región de Bruselas.

En paralelo, hay otras dos personas inculpadas, Rabah N. y Abderamane A., pero relacionadas con la red que preparaba el proyecto de atentado en Francia. De las seis personas inculpadas desde los atentados de hace una semana, solo una está claramente vinculada con los ataques en la capital belga.

La comisión antiterrorista de la Cámara Baja belga adoptó este martes por unanimidad nuevas medidas de lucha contra el terrorismo.

La comisión antiterrorista de la Cámara Baja belga adoptó este martes por unanimidad nuevas medidas de lucha contra el terrorismo.

Aeropuerto cerrado y medidas antiterroristas

El aeropuerto de Bruselas, cuya terminal de salidas quedó dañada por las dos explosiones de hace una semana en el doble atentado contra la capital belga, permanecerá también cerrado este miércoles "para los vuelos de pasajeros a y desde Bruselas", indicó la gestora en un mensaje de la red social Twitter.

El consejero delegado del aeropuerto de Bruselas, Arnaud Feist, ya señaló el lunes al diario económico L'Echo que llevará "meses" recuperar el pleno rendimiento del aeródromo. Feist indicó entonces que, cuando reabra el aeropuerto, los pasajeros serán dirigidos a instalaciones provisionales, que en un primer momento apenas podrán gestionar un 20 por ciento del flujo de pasajeros del aeropuerto en fechas destacadas (unas 40.000 personas al día).

Por su parte, la comisión antiterrorista de la Cámara Baja belga adoptó este martes por unanimidad nuevas medidas de lucha contra el terrorismo, entre ellas la posibilidad de efectuar registros en viviendas las 24 horas del día, que antes estaba prohibida; la creación de una base de datos común para los servicios activos en la lucha contra el terrorismo; y la ampliación de métodos específicos de investigación, como las escuchas telefónicas, para la lucha contra el tráfico de armas, indicó la agencia Belga. El pleno del Parlamento belga tendrá aún que votar estas medidas.

RML (efe, dpa)

DW recomienda