1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bélgica pedirá extradición de los yihadistas de Grecia

Las recientes detenciones en Grecia sí podrían tener vinculación con los planes de atentados en Verviers. Por eso, Bélgica podría pedir la extradición de los detenidos.

Al contrario de lo que se presumía en un primer momento, las recientes detenciones en Grecia sí podrían tener vinculación con los planes de atentados en Verviers, en el este de Bélgica. Así lo aseguró hoy (18.01.2015) una portavoz de la fiscalía del Estado, después de investigar los indicios que vincularían a uno de los detenidos en Grecia con los dos yihadistas abatidos el pasado jueves en Vervier. Por eso, se está estudiando la posibilidad de solicitar a Atenas su extradición.

Ayer sábado fueron detenidos en Atenas dos ciudadanos argelinos tras una petición de búsqueda y captura belga. Las autoridades griegas, sin embargo, consideraron que no eran las personas buscadas. En un principio, medios griegos dieron cuenta de la detención de cuatro sospechosos, entre ellos también el presunto cabecilla de la célula terrorista.

El cabecilla sigue prófugo

Sin embargo, el ministro de Justicia belga, Koen Geens, dijo hoy que el presunto cabecilla del grupo terrorista que planeaba el atentado en Bélgica sigue prófugo. "Estamos investigando y creo que lo vamos a encontrar", dijo Geens a la emisora VRT. Este domingo hubo dos nuevas redadas en Bruselas, pero sin detenciones.

Bélgica se encuentra en alerta desde el jueves, cuando la policía realizó varias redadas por informaciones de que una célula terrorista islámica iba a cometer un atentado de grandes dimensiones contra la policía. "Los ataques contra los policías iban a ser el viernes", aseguró el coordinador antiterrorista de la Unión Europea (UE), el belga Gilles de Kerchove, en una entrevista con la emisora RTBF y el diario Le Soir.

El pequeño país centroeuropeo incrementó las medidas de seguridad y, desde el sábado, el Ejército apoya a los agentes en las principales ciudades con al menos 300 militares. Han sido posicionados en lugares como las embajadas israelí, estadounidense y británica y el Museo Judío de Bruselas, donde un atacante mató a cuatro personas el año pasado.

MS (dpa/rtrla)