1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bélgica para a más de 600 migrantes que huyen de Calais

Bélgica ha interceptado a más de 600 personas desde que el pasado martes decidió imponer controles en su frontera con Francia, ante el inminente desalojo del cercano campo de refugiados conocido como la "jungla" de Calais, informó un portavoz de la Policía Federal.

Un total de 619 personas que trataban de entrar en Bélgica de manera irregular desde Francia han sido localizadas por las fuerzas de seguridad del país, de las que 334 se encontraban ya en territorio belga y otras 285 no habían cruzado aún la frontera. Esta última cifra no incluye a aquellos inmigrantes que no llegaron a acercarse al territorio belga al vislumbrar los controles policiales, que estarían actuando como un elemento de disuasión, explicó el portavoz.

Indicó que, desde que se han iniciado los trabajos para vaciar el campo de Calais, las llegadas "no han registrado un aumento espectacular". Los controles se llevan a cabo en las principales rutas de acceso a Bélgica desde Francia, en torno a la localidad de La Panne, para lo que hay un total de 290 policías movilizados cada 24 horas, según el portavoz. Representantes de las autoridades belgas y de la Comisión Europea (CE) mantuvieron un encuentro para discutir la introducción de controles por parte del país. La Comisión "ofreció su apoyo a Bélgica para asegurarse de que las reglas se aplican y se siguen". efe