1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bélgica inicia devolución de inmigrantes irregulares a Francia

Bélgica retorna inmediatamente a Francia a peticionarios de asilo que buscan llegar a Gran Bretaña. Los controles tienen lugar ante el posible desmantelamiento del campamento conocido como la "jungla" en Calais, Francia.

Controles fronterizos de la policía belga en De Panne.

Controles fronterizos de la policía belga en De Panne.

"La decisión por el momento es llevarlos de vuelta a Francia en un autobús de manera inmediata", afirmó Peter Dewaele, representante de la Policía Federal belga, en una rueda de prensa. Dewaele explicó que en las primeras 24 horas de controles fronterizos las fuerzas de seguridad belgas han evitado que entren 80 personas en su territorio y han detenido a otras 25, tras lo que se ha consultado con la Oficina de Extranjería del país cómo proceder.

"Nos han pedido que les hagamos salir de Bélgica de inmediato, con la orden de abandonar el territorio directamente y no pasados cinco días como se hacía antes, por lo que tenemos que meter a la gente en un autobús y conducirlos a la frontera entre Bélgica y Francia", detalló. Dewaele señaló que es la primera vez que se aplican devoluciones con tanta rapidez en Bélgica.

Policía busca impedir que migrantes lleguen a Zeebrugge

Los controles se llevan a cabo en tres carreteras, así como en los alrededores, en la costa, trenes y autobuses, para evitar que los inmigrantes provenientes de Francia se desplacen hasta el puerto de Zeebrugge para tratar de tomar el ferri que conecta la localidad con Reino Unido.

Estos seguirán aplicándose "tanto tiempo como sea necesario", aseguró el jefe de la Policía de la Costa Oeste belga, Nicholas Paelinck, quien explicó que las fuerzas belgas se "movilizarán" en el caso de que finalmente se desmantele "la jungla" de Calais y para evitar que siga aumentando el número de llegadas.

Interceptados vienen de Afganistán, Siria e Irán

De los que han sido rechazados en la frontera, el 80% eran afganos, mientras que los interceptados en territorio belga provenían de Afganistán, Siria e Irán, detalló. Entre los interceptados, quienes expresan su deseo de solicitar asilo en Bélgica son conducidos a Bruselas y puestos en manos de las autoridades responsables de gestionar los trámites sobre los refugiados.

Existe el temor que estas personas que tratan de alcanzar el Reino Unido quieran establecer un campo de refugiados similar al de Calais en territorio belga. "Un campo como éste no empieza con 30.000 personas a la vez, sino (que llegan) primero dos, cinco, veinte... y hay que evitarlo y mantener el orden", dijo por su parte Paelinck.

JOV (efe, lalibre.be)

DW recomienda