Bélgica busca una vía para salir de la crisis de gobierno | Europa | DW | 21.12.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bélgica busca una vía para salir de la crisis de gobierno

Tras el fracaso del gobierno del primer ministro Yves Leterme, Bélgica busca un vía de salida para la grave crisis política que atraviesa el país, motivo por el que el rey Alberto II se reunió en su residencia de Bruselas con destacadas figuras políticas de la pequeña nación centroeuropea.

El monarca no ha aceptado de momento la oferta de dimisión en bloque de todo el gabinete de Leterme, presentada en la tarde del viernes tras el escándalo por la venta del banco Fortis. Por su parte, Leterme señaló que no quiere formar parte de un nuevo gobierno, según confirmó un portavoz del primer ministro la información de la agencia belga de noticias.

Al parecer el político cristianodemócrata terció en la disputa legal de la entidad intentando influenciar en el tribunal en Bruselas que dirimía el caso. Con ello infringió la división de poderes del Estado.

El estado belga desempeñó un papel clave en el desmantelamiento del grupo financiero Fortis. La mayor entidad bancaria de Bélgica afrontaba serias turbulencias a raíz de la crisis financiera. Hasta la fecha Laterme siempre ha rechazado las acusaciones de haber influenciado en la decisión judicial.

El rey Alberto II se entrevistó hoy en primer lugar con el ministro de Justicia Jo Vandeurzen. El compañero de partido de Laterme fue el primero que el viernes tiró la toalla, y con ello provocó la caída en bloque del gobierno. Su intento de dimisión tampoco fue aceptado por el rey, quien hoy también se reúne con el presidente del Parlamento, Herman Van Rompuy, y el del Senado, Armand De Decker.

Durante la noche del viernes al sábado, Alberto II se reunió con los presidentes de las fuerzas políticas que integran la coalición de gobierno. El último en abandonar el palacio del monarca fue Marianne Thyssen, al frente de los cristianodemócratas flamencos. El contenido de las conversaciones con el rey se mantiene en secreto.

Esta es la cuarta vez que Leterme está ante el fin. El año pasado presentó su dimisión en dos ocasiones tras ser designado jefe gobierno ante la incapacidad de formar gobierno. A mediados del pasado julio, el flamenco quiso dimitir por el conflicto sobre la reforma estatal. El rey se tomó tres días de tiempo antes de rechazar nuevamente la dimisión.

Leterme encabeza desde marzo una coalición integrada por cinco partidos. Observadores políticos habían advertido de las desventajas de convocar nuevas elecciones, ya que el país, como otras naciones europeas, se encuentra en una crisis económica y necesita un gobierno estable. (DPA)