1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Ayuda humanitaria a refugiados es una obligación”

El drama de los miles de personas que buscan refugio en Europa se impuso en la cumbre de los Balcanes, en Viena. Allí, DW conversó con el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

Sr. Steinmeier, por la ruta de los Balcanes llegan muchas personas que huyen de Siria. Pero también llegan a Alemania migrantes y solicitantes de asilo procedentes de los países balcánicos. ¿Qué deberían hacer esos países para disuadir a dichas personas de abandonar su tierra?

Creo que hay que hacer dos cosas. En primer lugar, tenemos que aclarar nuestra posición en cuanto a cómo tratar a los países de los Balcanes occidentales, que son Estados que se encuentran en camino hacia la Unión Europea. A mi juicio, tales Estados no pueden ser al mismo tiempo países de los que viene gente a Alemania buscando protección. Por eso, pienso que tenemos que tener claro que los países balcánicos occidentales, incluyendo a Kosovo y Albania, son lugares seguros, a los que podemos también enviar de regreso a quienes se les haya denegado el asilo; o tenemos que indicarles, antes de que emprendan el viaje, que no tienen posibilidad de obtener asilo en Alemania. En segundo término, aquí en Viena les recordé también a los países balcánicos que han reconocido las normas humanitarias en muchos acuerdos, con lo cual han asumido compromisos. Brindar ayuda humanitaria a los refugiados es una obligación. Pero no podemos dejarlos solos con esa tarea. Por eso, hace algunos días ya decidimos, en forma bilateral, respaldar a Grecia con cerca de 1,2 millones de euros. Igualmente se decidió ayudar a Serbia y Macedonia con cerca de un millón. Espero que otros Estados hagan algo similar. La Unión Europea también ha tomado decisiones semejantes.

Hay fugitivos de guerra que se van de Grecia, un país de la UE, a Macedonia y Serbia. ¿Qué debe hacer la Unión Europea para evitarlo? Porque esa no es la idea

No, esa no es la idea en absoluto. Sostenemos intensas conversaciones con Grecia. Ese país argumenta que no está al comienzo de la cadena. Hace notar que Turquía presuntamente desplaza masivamente a refugiados en dirección a Grecia. El movimiento migratorio o, como dicen otros, la crisis de los refugiados, es tan grande, que cada uno apunta con el dedo al otro. Por eso, tenemos que refrescar el concepto de solidaridad europea o, mejor dicho, tenemos que definir conjuntamente qué significa. Creo que en la práctica no podremos soslayar una repartición más equitativa a nivel europeo, también con cuotas, aunque hasta ahora todavía haya resistencia. Tendremos que hacer más en los países de origen y en los principales países de tránsito. Tenemos que ayudar a forjar bases para que la gente no abandone su patria, oportunidades de crecimiento, oportunidades de empleo. Eso solo puede lograrse mediante una cooperación económica más estrecha. En tercer lugar, tenemos que ayudar a resolver las crisis y conflictos, como las guerras civiles en el norte de África y en Siria, que son una causa fundamental de la ola de refugiados.

¿Qué le parece la propuesta de Sebastian Kurz, el ministro de Relaciones Exteriores austriaco, de erigir en esos países zonas protegidas para los refugiados? ¿Podría eso funcionar?

No es una discusión del todo nueva. También las Naciones Unidas han exhortado a erigir en las rutas de tránsito centros donde las personas puedan permanecer por algún tiempo y registrarse. Pero aún es incierto si eso se hará efectivo, si habrá acuerdos al respecto, y qué tareas habría de encomendarse a tales centros.

DW recomienda