1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Ayuda europea para la transición en Túnez y Egipto

La alta representante de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, viajó este lunes a Túnez, donde anunció que la UE otorgará una ayuda inmediata al país por el monto de 17 millones de euros.

default

Ashton, la voz de Europa en el exterior.

Ashton viajó a Túnez para sostener conversaciones sobre la transición política en el país, en medio de la crisis por la ola de refugiados en Italia, aunque evitó pronunciarse sobre este último tema. Al respecto, se limitó a indicar que el problema migratorio está siendo tratado en Bruselas.

En lo que sí ahondó fue en el respaldo que la UE está dispuesta a ofrecer a los tunecinos para forjar una democracia, un mes después del derrocamiento del presidente Zine El Abidine Ben Ali. Según indicó, se pondrán a disposición para ello 17 millones de euros (23 millones de dólares). Además, promovió una conferencia internacional de inversores para Túnez y agregó que pronto se firmará el acuerdo de asociación largamente anhelado por el país africano.

"El futuro de Túnez está en manos del pueblo tunecino. La Unión Europea está dispuesta a ayudar", afirmó Ashton, quien fuera criticada varias veces por su retraimiento en vista de los acontecimientos de las últimas semanas en el mundo árabe. "La UE es el aliado más fuerte del pueblo tunecino", agregó.

Europa presente en Túnez

Las revueltas en Túnez y Egipto dejaron en evidencia los días pasados lo difícil que es lograr una política exterior conjunta de los 27 Estados de la Unión Europea. Pero en Bruselas hay conciencia de ello. “Europa debe hablar con una sola voz, con la voz de la Sra. Ashton”, exigió Yves Leterne, Primer ministro belga.

Mokhtar Trifi und Guido Westerwelle

Guido Westerwelle junto a Mokhtar Trifi, abogado tunecino de la Liga de Derechos Humanos (LTDH), el 12.02.11.

Por su parte, Guido Westerwelle, ministro alemán de Relaciones Exteriores, visitó el pasado fin de semana Túnez, donde se reunió no solamente con el Primer ministro Mohamed Ghannouchi, sino también con la oposición, blogueros y activistas por los Derechos Humanos.

Situación “frágil” en Egipto

Respecto a la situación en Egipto, Westerwelle dijo que ésta es “aún muy frágil”. El Gobierno federal alemán comienza ahora a fortalecer a la sociedad civil egipcia por medio de diversos proyectos, para “evitar que un régimen sea reemplazado por otro régimen violento”. Westerwelle apuesta a que “los líderes militares en Egipto colaboren a organizar rápidamente la transición democrática”.

El político del partido liberal alemán (FDP) destacó que lo importante es que el país se comprometa a mantener la paz interna como externa, haciendo clara alusión a las relaciones egipcio-israelíes. Pero Westerwelle no anunció aún cuándo viajaría a Egipto, para subrayar sus palabras con una visita oficial luego del derrocamiento de Hosni Mubarak.

“Egipto es el faro de la región”

GMF Global Media Forum 2010 Werner Hoyer

Werner Hoyer en la inauguración del "Global Media Forum", de la Deutsche Welle.

Werner Hoyer, Ministro de Estado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo en una entrevista con el diario Berliner Zeitung: “Egipto tiene ahora la gran oportunidad de convertirse en un faro para toda una región del mundo”. Hoyer ofreció apoyo de Alemania en el desarrollo de bases constitucionales y de sistemas partidarios, así como en la preparación y realización de elecciones.

“Todos tenemos que tener gran interés en que este proceso de democratización sea exitoso”. Sin embargo, destacó que “este proceso debe estar en manos de los propios egipcios, pero nosotros estamos dispuestos a brindar ayuda, donde sea deseado”. Hoyer propuso enviar observadores desde ya, que acompañen el proceso desde el principio, porque “el fraude electoral comienza muchas veces ya cuando se forman las listas electorales”.

Werner Hoyer también apeló a los Estados occidentales a incluir a los Hermanos Musulmanes en este diálogo. La organización islámica tiene una fuerte red social y no se puede dejar de lado a un grupo que podría alcanzar el 20 o el 30 por ciento de los votos.

Autora: Valeria Risi /ER/ dpa / afp
Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda