1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ayotzinapa: “Seguimos igual que hace un año, buscando a los 43“

Este fin de semana, cuando se cumplió un año de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, decenas de miles de personas se movilizaron en numerosas ciudades en México para exigir justicia al Gobierno mexicano.

Una incesante lluvia convirtió a la Plaza de la Constitución, símbolo patrio del país, llamado también Zócalo, en una alfombra de colores compuesta por cientos de miles de paraguas. Más de 18 mil personas, entre ellas familias enteras e incluso personas en sillas de ruedas, acompañaron el sábado (26.09.2015) a los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en una marcha que recorrió las principales arterias de la capital. Ante miles de manifestantes que abarrotaron la enorme plaza, Felipe de la Cruz, vocero de los padres, señaló que la “verdad histórica” -proclamada por el Gobierno- se ha hecho pedazos ante la verdad científica del grupo de expertos (GIEI). Si el Gobierno apostó al cansancio, está perdiendo”.

Mario César González, padre de César Manuel, recordó que hace un año a las 17:35 horas escuchó por última vez la voz de su hijo en una llamada telefónica. “Ha sido un año muy difícil, en nuestro caminar en busca de nuestros hijos hemos conocido el verdadero México, hemos visto tanta pobreza en todos los estados, que de verdad da coraje, da rabia”.

Marcha por la dignidad

Originario de Tlaxcala, su hijo llevaba apenas unos meses estudiando en la normal de Ayotzinapa antes de su desaparición. El día 27 le llamaron por teléfono de la escuela diciéndole que tenía que ir urgentemente a Guerrero, porque había heridos, muertos y detenidos; todavía no se hablaba de desaparecidos. “Llegamos a la escuela y ahí nos dijeron que había muertos en el anfiteatro. Empezamos a caminar con los padres, para mí fue un shock. Es un año de muchísimo dolor, pero también de mucho aprendizaje, hemos visto cómo es el Estado, cómo reprimen, cómo roban, matan, desaparecen, todo eso lo he aprendido buscando a mi hijo”.

En la búsqueda de sus hijos muchas familias han empobrecido aún más. Han tenido que dejar atrás sus sembradíos, el cuidado de sus animales, sus precarios empleos. Pero el motor de sus vidas es la búsqueda de sus hijos, una urgencia que no les permite paz ni descanso. “Nosotros estamos luchando para que se esclarezcan los hechos. Sabemos que fue la policía, el Estado es el que se los llevó”, dice por su parte Clemente Rodríguez Moreno, padre de Christian Alfonso Rodríguez. “Ahora sacan la versión de otro identificado, pero los expertos argentinos (Equipo Argentino de Antropología Forense) no confían en ese proceso. Ellos nos dijeron que van a retomar el caso. Nosotros seguimos igual que hace un año, buscando a los 43”.