Avi Primor: “Tenemos que llegar a un acuerdo con Hamás” | El Mundo | DW | 30.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Avi Primor: “Tenemos que llegar a un acuerdo con Hamás”

Israel no quiere ocupar la Franja de Gaza. Entonces no tiene otra alternativa que negociar con el gobierno de unidad de Hamás y Al Fatá, dice Avi Primor, ex embajador de Israel en Alemania.

Deutsche Welle: Primero se dijo que había que mantener la calma frente a los ataques con cohetes por parte de Hamás; luego vino la destrucción de los túneles construidos por esta organización, y ahora se habla de una desmilitarización total de la Franja de Gaza. ¿Cuál es el objetivo militar de Israel?

Avi Primor: Israel no pretende ocupar la Franja de Gaza. Hay algunas personas que desean esto, ante todo el ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman. Pero ese no es el objetivo del gobierno y las fuerzas armadas. De hecho, queremos penetrar lo menos posible en Gaza. Nuestro objetivo es conseguir la calma y ante todo destruir los túneles que se han construido bajo la frontera israelí. Una vez hayamos conseguido eso, buscaremos un alto al fuego.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, exige entretanto una desmilitarización de la Franja de Gaza. ¿Cómo se vería ese escenario concretamente?

Benjamin Netanjahu

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu

La desmilitarización de Gaza no es un objetivo que podamos alcanzar en esta guerra. Eso lo tenemos claro. Pero vamos a exigir que el tema se incluya en las negociaciones posteriores al conflicto. Ahora bien, que lo consigamos es otra cosa.

Una desmilitarización solo sería posible bajo control internacional, con un ejército internacional y la cooperación de Egipto y del gobierno del presidente Abás en Ramala. Incluso en ese caso, la desmilitarización solo se lograría paso a paso. Así que se trata por el momento de aspiraciones para el futuro.

Actualmente, ningún Estado estaría dispuesto a enviar tropas a Gaza.

Claro que no. Pero la exigencia de una desmilitarización corresponde a un asunto de la política interna israelí. Netanyahu quiere demostrar que también está interesado en la seguridad de Israel a largo plazo. Vemos que estas guerras con la Franja de Gaza se repiten una y otra vez cada par de años. Por eso, Netanyahu busca una solución a largo plazo. En mi opinión, una solución así solo podría ser garantizada a través de negociaciones de paz. Pero eso no es lo que quiere Netanyahu, y por eso intenta venderle a la población de Israel la idea de una desmilitarización de la Franja de Gaza.

Una desmilitarización implicaría un debilitamiento de Hamás. ¿Pero no surgiría con ello el riesgo de que otros grupos, aún más radicales y más difíciles de controlar, emergieran del vacío de poder?

A decir verdad, yo no veo ninguna diferencia entre Hamás y otras organizaciones extremistas. La Franja de Gaza es diminuta, se trata solamente de 300 kilómetros cuadrados, rodeados por Egipto e Israel. Estos grupos no tienen mucha libertad de acción. Solo podrían hacer lo que Hamás ya hace. Así que para nosotros no hay una diferencia.

¿Entonces es una buena idea debilitar a Hamás?

Debilitar militarmente a Hamás tiene sentido: ellos nos atacan, nos disparan, construyen túneles en nuestro suelo a fin de llevar a cabo golpes terroristas. Tenemos que hacer todo lo posible para reprimir sus acciones. Sin embargo, yo creo que solo es posible debilitarlos parcialmente. Si no queremos ocupar la Franja de Gaza, tendremos que buscar a fin de cuentas una negociación con Hamás. En Ramala hay un gobierno de unidad de Hamás y Al Fatá, bajo la presidencia de Mahmud Abás. Es con ellos con quienes debemos negociar. Pero hasta ahora los hemos rechazado. No tenemos otra alternativa que negociar con este gobierno. Tenemos que llegar a un acuerdo con Hamás.

Gaza Bombardierung Israel Raketen Hamas Führer Ismail Haniyeh

Un objetivo militar: la casa del líder de Hamás, Ismail Haniya, en Gaza

¿Así que Hamás podría convertirse indirectamente en una contraparte de las negociaciones políticas?

En una contraparte silenciosa. Es decir, Hamás podría darle luz verde al gobierno palestino en Ramala para negociar con nosotros. Ellos mismos no van a hablar con nosotros, o solamente sobre detalles técnicos. Pero no sobre la paz. El reconocimiento de Israel contradice la ideología de Hamás. Pero si ellos le dieran su visto bueno al presidente, sería posible progresar en las negociaciones.

¿Y eso sería aceptable para Israel?

Hoy en día no lo es. Pero creo que tras esta guerra en la Franja de Gaza, esa va a ser la única alternativa para el gobierno israelí. Creo que Netanyahu ya lo ve así, pero no estoy seguro de que todos los miembros de su gabinete estén de acuerdo. Pero quizá el primer ministro logre imponer esa salida con ayuda internacional.

La Franja de Gaza padece un bloqueo desde hace años. No solo Hamás exige un fin del aislamiento y una mejora de las condiciones de vida. ¿Cuál es su opinión respecto a esas exigencias?

Hay que mejorar las condiciones de vida en la Franja de Gaza. Solo sobre esa base se podrá hablar de una desmilitarización y de paz para la región. Mientras los palestinos en la Franja de Gaza sufran como lo hacen ahora, seguirán apoyando a los extremistas de Hamás y de otras organizaciones. No tienen nada que perder. Creo que no hay ninguna razón para que la población de Gaza sufra y viva en la miseria.

Avi Primor fue embajador de Israel en Alemania entre 1993 y 1999. Actualmente es presidente de la Sociedad Israelí de Política Internacional.

La entrevista la realizó Nils Naumann.

DW recomienda