1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Avances diplomáticos para apaciguar el conflicto en Ucrania

Los avances apuntan hacia el compromiso de continuar con la retirada de armamento y minas de las regiones separatistas.

Los ministros de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov; Ucrania, Pavló Klimkin; Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y Francia, Laurent Fabius, dieron en la tarde noche del sábado (12.09.2015) nuevos pasos para apaciguar el este de Ucrania. Según explicó a los medios Steinmeier tras concluir la reunión mantenida en Villa Borsig, la residencia de invitados que posee el Ministerio de Exteriores alemán a las afueras de Berlín, se avanzó de forma clara en algunos puntos de los acuerdos suscritos en febrero en Minsk.

Se trata de la séptima reunión que mantienen los ministros del denominado "formato de Normandía". El encuentro sirvió para preparar la cumbre que mantendrán el 2 de octubre en París los líderes de los cuatro países: el ruso Vladímir Putin, el ucraniano Petró Poroshenko, el francés François Hollande y la alemana Angela Merkel. Se celebró en un ambiente distinto a las anteriores, ya que por vez primera tanto las autoridades de Kiev como los rebeldes prorrusos habían confirmado que se respeta el alto el fuego en las regiones separatistas, uno de los principales compromisos de Minsk violado de forma reiterada.

Menos confrontación

De hecho, según Steinmeier, fue el encuentro "en el que menos confrontación hubo y el más exitoso", aunque los acuerdos deberán ser cerrados por el grupo de contacto, en el que participan Rusia, Ucrania, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y los separatistas prorrusos. Steinmeier confió en que las partes en conflicto puedan dar luz verde en su próxima reunión a un acuerdo concreto para la retirada completa y "cuanto antes" del armamento ligero y de los tanques. A su juicio, el acuerdo entre Kiev y Moscú con la mediación de la OSCE está cerca de alcanzarse porque las posiciones de las partes "no están alejadas".

Los cuatro ministros estuvieron además de acuerdo en que puede comenzar la retirada de minas terrestres y, en este contexto, Steinmeier volvió a destacar la importancia de que los observadores de la OSCE puedan acceder libremente y sin limitaciones a la zona de conflicto. Según señaló, hubo también avances en torno al proceso político que debe seguir Ucrania en cumplimiento de los acuerdos de Minsk, que incluye la celebración de comicios locales. Sin embargo, aún quedan pendientes cuestiones espinosas sobre el proceso electoral y sobre la reforma constitucional.

Desde el punto de vista humanitario y ante la llegada del invierno, los ministros abogaron por que las organizaciones de ayuda tengan acceso sin restricciones a la población de las regiones separatistas. El objetivo es impulsar cuanto antes los proyectos de reconstrucción previstos, con especial atención al suministro de agua. A pesar de los compromisos alcanzados, Steinmeier advirtió de la dificultad del proceso en marcha y de la fragilidad de cada avance.

MS (efe/dpa)