1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Austria: elección sin decisión

Solo hasta este lunes habrá claridad sobre quién será el nuevo presidente de Austria. El empate entre un populista de derecha y un verde sorprendió al mundo. Bernd Riegert desde Viena.

Alexander Van der Bellen: 50%, Norbert Hofer: 50%

Alexander Van der Bellen: 50%, Norbert Hofer: 50%

Cada uno de los dos candidatos recogió alrededor de 2,2 millones de votos. Una vez iba ganando el candidato liberal de izquierda Alexander van der Bellen y en otra iba ganando el de la ultraderecha.

El candidato de la derecha populista Norbert Hofer todavía se puede ver favorecido por los votos de la votación por correo, que solo se contabilizará este lunes 23.

Según los encuestadores de opinión, la variabilidad de los votos en ausencia puede ser de 32.000 votos. Por lo tanto, no se ha podido fijar, hasta ahora, un resultado concluyente. Esta es la razón por que la que las gráficas de barras de los noticieros de televisión, verde para Van der Bellen y azul para Hofer, aparecen, exactamente, a la misma altura: 50 a 50%.

¿Reconciliación?

Después de una campaña electoral plagada de duros ataques muy personales, de repente, los contrincantes se muestran muy tolerantes. "Primero que todo, me gustaría expresar mi respeto a Norbert Hofer y, por supuesto, agradecer a mis electores", dijo Van der Bellen.

El candidato verde y el candidato de la derecha se estrecharon la mano civilizadamente. Así, los (aún) candidatos, pasaron del modo en campaña al de la reconciliación. "En última instancia, todos tenemos que trabajar juntos por Austria", dijo Norbert Hofer, mostrando su amplia sonrisa, que ha convertido en su marca.

Alexander Van der Bellen, por su parte, no desaprovechó la oportunidad para recordar que, aunque seguirá fiel a su línea política, sería "un presidente para todos los austriacos". Independientemente de cuál sea el resultado final, estos dos caballeros parecen querer trabajar juntos.

Hofer ya no quiere presentarse como un populista de derecha

Lo que más le ha interesado a la prensa internacional de esta elección es si, en efecto, los austriacos eligen a un populista de derecha como presidente de la república. Ahora, Norbert Hofer, del partido FPÖ, no quiere que le pongan la etiqueta de "populista de derecha".

Hofer mismo dice ser de “centro-derecha” y quiere, al parecer, hacer olvidar sus declaraciones xenófobas y en contra de la Unión Europea. Hofer parece hacer querer olvidar que amenazó con que, en caso de salir victorioso, lo primero que haría sería disolver el Gobierno Federal y el Parlamento, si su política llenaba sus expectativas. Según Hofer, de 45 años de edad, el viejo sistema político, dirigido por la Gran Coalición de socialdemócratas y conservadores, es “obsoleto”.

El otro presidente posible, el exlíder del Partido Verde, Alexander Van der Bellen, de 72 años de edad, no ve ninguna división de la sociedad austriaca, a pesar de que un 50 por ciento votó por la derecha como acto de protesta contra la actual política. Van der Bellen promete, por su parte, gobernar con la Gran Coalición, en funciones desde hace apenas 5 días. Así como aseguró que su trabajo también lo hará por el bien de Europa, recordando que, con contrario que su competidor, él sí es bien recibido en las capitales europeas.

Sea cual sea el ganador, este lunes tendrá lugar el último acto del drama electoral en Austria.




DW recomienda