1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Austria construirá valla en la frontera con Eslovenia

Si fallaran las medidas tomadas por Eslovenia para encauzar el flujo de refugiados, Austria estaría preparada para instalar en 48 horas otra valla fronteriza de 25 kilómetros.

El Gobierno austríaco ha anunciado hoy (13.11.2015) que, para asegurar la entrada ordenada de los refugiados que vienen por la ruta de los Balcanes, instalará una valla de 3,7 kilómetros de longitud en el paso de Spielfeld, en la frontera con Eslovenia.

Las autoridades han optado por una valla de tipo G-7, un sistema de protección hecho con tela metálica que se suele usar para bloquear accesos en grandes cumbres internacionales, pero que no es una verja con alambre de espino. Así lo explicó en rueda de prensa el director general para la Seguridad pública, Konrad Kogle, quien sí matizó que se podrían llegar a colocar rollos de alambre de espino en situaciones de emergencia, por ejemplo si cientos de personas tratan de pasar al mismo tiempo los controles fronterizos. En cualquier caso, Kogle afirmó que siempre se actuará siguiendo el principio de proporcionalidad.

La instalación de aproximadamente cuatro kilómetros tardará unos dos meses en estar lista. La ministra del Interior de Austria, Johanna Mikl-Leitner, informó por su parte de que, a pedido de Eslovenia, se ha abandonado de momento el plan de construir una valla de 25 kilómetros en la frontera común.

Eslovenia hace lo propio

El miércoles, Eslovenia comenzó a erigir un cerco con alambre de púas en partes de su límite con Croacia, diciendo que buscaba tener un mayor control del volumen de inmigrantes en su territorio luego de que Hungría construyó una barricada en su frontera sureña.

Innenministerin Johanna Mikl-Leitner Österreich

La ministra del Interior de Austria, Johanna Mikl-Leitner.

El Gobierno austríaco ya anunció el pasado día 28 su intención de instalar algunas medidas de protección en la frontera para asegurar la entrada ordenada de refugiados pero sin cerrar la linde. Lo que en un principio Mikl-Leitner definió eufemísticamente como “medidas de edificación”, fue concretado luego en “medidas técnicas” y una valla para asegurar una entrada “controlada y ordenada” de los refugiados. Los dos socios del Gobierno austríaco, socialdemócratas y democristianos, han estado debatiendo desde entonces el tipo de cierre a instalar.

Con todo, el Gobierno estará preparado para ser capaz de instalar en 48 horas una valla de 25 kilómetros si fallaran las medidas tomadas por Eslovenia para encauzar el flujo de refugiados y evitar el cruce desordenado por la frontera.

“Esta fase 2 entrará en vigencia si las medidas eslovenas no funcionan y se producen cruces fronterizos ilegales”, dijo, agregando que Austria reforzaría inmediatamente sus patrullajes a lo largo de ese mismo tramo de 25 kilómetros.

JC (EFE, Reuters)

DW recomienda