1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

ATV: Europa construye puente hacia el espacio

Un sueño europeo se ha hecho realidad con el vuelo inaugural del Vehículo de Transferencia Automática (ATV) no tripulado “Jules Verne”, que se acoplará con la Estación Espacial Internacional (ISS) a comienzos de abril.

default

El nuevo vehículo automático de abastecimiento ATV.

La misión de "Jules Verne" es abastecer a la Estación Espacial Internacional (ISS) con suministros. Pero también constituye un claro mensaje: Europa quiere desempeñar en el futuro un papel de mayor relevancia en el espacio, luego de festejar recientemente un importante éxito con el "Columbus".

El laboratorio espacial “Columbus” se acopló en enero a la ISS y funcionó sin inconvenientes. Junto con el "Columbus", el carguero ATV aportará a la emancipación de la astronáutica europea, algo por lo que la Agencia Espacial Europea (ESA) ha trabajado durante largo tiempo.

"El vuelo del carguero no tripulado es la primera operación netamente europea en el espacio. Éste es un paso histórico, que muestra nuestra independencia de Estados Unidos y Rusia", declaró Alan Thirkettle en París.

EU Raumfahrt ESA ATV Space-Traveller Jules Verne nähert sich der ISS

Simulación de computadora que muestra la maniobra de acoplamiento del ATV con la estación espacial ISS.

Y es que el director para la ISS de la Agencia Espacial Europea considera que el ATV será "el gran tema" de la ESA durante los próximos años. Cuando tras 2011 sea desechado el transbordador espacial estadounidense, los cargueros de la ESA serán los principales abastecedores de la estación espacial.

Tres veces más carga que las “Progress”

Los ATV pueden transportar tres veces más carga que las naves "Progress" rusas. El "Jules Verne", de forma cilíndrica, costó 1.300 millones de euros (casi 2.000 millones de dólares) y fue desarrollado durante 12 años. Con diez metros de largo, cuenta con el tamaño aproximado de un bus londinense de doble piso. En el sector inferior del "Jules Verne" se encuentran tanques con combustible, oxígeno y nitrógeno.

En el área principal, al que los astronautas tienen acceso tras el acoplamiento, hay estantería fijada a las paredes con alimentos para astronautas. A bordo hay 300 litros de agua potable y 500 kilogramos de alimentos. En total, casi seis toneladas de carga.

Una versión especial del portacohetes Ariane 5 fue el encargado de disparar al espacio el 9 de marzo pasado este carguero, que pesa 19,5 toneladas desde la estación espacial europea de Kourou, en la Guayana francesa.

El vuelo hacia la ISS a una altura de unos 400 kilómetros es vigilado por el centro de control en Toulouse, Francia. El trasbordador espacial estadounidense “Endeavour” se halla acoplado a la ISS hasta el 24 de marzo. Luego se acoplará el ATV.

ATV: despensa, depósito y trampolín

La maniobra de acoplamiento del ATV es descrita por el manager de programa John Ellwood como una "encantadora danza de una pareja enamorada": muy lentamente el carguero se aproximará a la estación espacial, conducido automáticamente por el radar, sensores láser y datos satelitales. Los 32 motores de a bordo trabajan coordinados entre sí.

"Jamás hubo un sistema así", dijo el ingeniero de desarrollo Stefan Koschade de la filial Astrium de EADS en Bremen. Allí fueron desarrollados en gran medida los planes de la nave espacial y ensamblados las diferentes partes provenientes de Europa, Rusia y Estados

Unidos.

La tripulación de la ISS solamente podrá observar el vuelo de aproximación de "Jules Verne" desde la ventana, pero no dirigirlo: en el caso de una amenaza de colisión, únicamente hay un botón rojo que implementa una maniobra automática de distanciamiento.

Tras el acoplamiento, "Jules Verne" servirá a los astronautas de despensa, depósito y por último también como trampolín: los motores del ATV empujarán a la estación espacial hasta 30 kilómetros de altura. Ello es necesario porque a causa del rozamiento de la ISS con la atmósfera, desciende diariamente unos 200 metros.

El espectacular final llegará probablemente en agosto. Con seis toneladas de basura, el transportador volará de regreso a la Tierra y se extinguirá controladamente en la atmósfera: el más complicado y costoso "tragador de basura" del mundo.

DW recomienda